Real Valladolid
Javier  Torres Gómez.
Javier Torres Gómez. / RICARDO OTAZO

«Ponemos a los padres en el lugar de sus hijos para que sepan lo que sienten en el campo»

  • El exfutbolista Javier Torres Gómez pone en marcha una exitosa escuela para progenitores sobre valores y comportamientos en el deporte

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

«Sin ellos no hay fútbol base. Son los que llevan a los pequeños, los curan, les aconsejan... Y, a veces, no saben cómo hacerlo. Cuando estuve de responsable de las categorías inferiores del Real Valladolid, detectamos que uno de los mayores problemas que había en los campos eran los padres, por eso hemos puesto en marcha la escuela» explica Javier Torres Gómez, exlateral derecho del Real Valladolid por espacio de doce temporadas y entrenador durante tres del Promesas, al que ascendió a Segunda B en 2014. Después de pasar por otros equipos, este año no encontró un banquillo a su medida y decidió trabajar para atajar aquel problema que detectó en las categorías inferiores.

Torres Gómez explica algunos de los métodos ensayados en esta escuela, que se desarrollaba en las instalaciones del Estadio Zorrilla mientras los pequeños entrenaban. «A veces les pedimos a los padres que hagan lo mismo que hacen sus hijos para que se pongan en su lugar; para que sientan lo que sienten los pequeños; para que traten de controlar un balón de una forma que les cuesta, delante del resto de los padres. Conseguimos que sientan lo que sienten sus hijos. No es solo la dificultad técnica de un ejercicio, sino hacerlo delante de los demás. Y que les juzguen. Los niños lo hacen frente a los rivales, frente a sus padres, frente al resto de la gente y hay muchas emociones que controlar».

Con una permanente sonrisa, Javier Torres Gómez desgrana algunas de las claves del ‘banco de pruebas’ que ha sido la Escuela de Padres entre octubre y finales de enero, creada a la sombra de la del Real Valladolid que dirige su excompañero Alberto Marcos. Un exitoso experimento en el que se ha interesado la Federación de Castilla y León de Fútbol, que ha llevado a sus promotores por las nueve provincias y cuyos talleres empiezan a impartir en algunas de ellas. «Sin descartar –asegura Torres Gómez– la posibilidad de extender el proyecto por todo el ámbito nacional.

«Si no disfrutan, lo dejan»

Los recientes episodios de violencia entre los padres de los jóvenes futbolistas y su repercusión mediática dan mayor protagonismo al proyecto en el que está embarcado Torres Gómez, en el que participan Félix Antonio Herrero, el nutricionista del club, Fernando García o el psicólogo, David Rincón, entre otros.

Torres Gómez, sin embargo, cree que su proyecto va más allá de la mera prevención de comportamientos violentos en los campos de fútbol a los que acuden los padres de los pequeños.

«No pretendemos educar a los padres, sino concienciarlos y conseguir sensibilizarlos sobre lo que ocurre en ese escenario con los pequeños. Y, además, nos están pidiendo poyo de otros deportes, por lo que pretendemos extender estos talleres a otros ámbitos más allá de los campos de fútbol. Empezamos con cuatro tipos de talleres que tienen aplicación en distintas disciplinas, por tanto podemos hablar de que están destinados a los deportistas y su progenitores en general. Son seis talleres: Iniciación deportiva, Valores y comportamiento, Hábitos alimentarios, Salud y Deporte y Aspectos competicionales. «Es lo que pretendemos enseñar a los padres de los jóvenes deportistas para que, sabiendo cómo se sienten sus hijos, a los que acompañan luego en la competición sepan aplicar ciertos valores y practicar ciertos comportamientos».

Torres Gómez explica, con su propia experiencia, el auge del deporte base y la necesidad de poner en manos de los padres herramientas para hacer frente a los nuevos problemas. «En mi época era diferente. Empecé a jugar a los 9 años y mi padre no vino a verme hasta los 17, poco antes de entrar en las categorías inferiores del Real Valladolid. Debió pensar ‘¡A ver si va a ser bueno!’ y fue en el Getafe cuando vino a verme por primera vez.

La Escuela tiene otro objetivo:conseguir que el ambiente en el que se desarrolla la actividad deportiva de los más jóvenes sea el más propicio. «Los niños si, al final, no se divierten, dejan de hacer deporte».

El éxito de esta experiencia, que empezó con un centenar de padres de los doscientos de la escuela de fútbol del Real Valladolid ha llevado los talleres a otras provincias.