Real Valladolid
Rodri, con 10 goles en 30 encuentros, se ha converrido en el pichichi del Córdoba. En el Pucela solo marcó 4 en 34 partidos.
Rodri, con 10 goles en 30 encuentros, se ha converrido en el pichichi del Córdoba. En el Pucela solo marcó 4 en 34 partidos. / RAMÓN GÓMEZ

Córdoba CF, otro rival con antecedentes blanquivioletas

  • Su máximo goleador, Rodri; el centrocampista Alfaro y el defensa Bergdich defendieron la camiseta del Real Valladolid

¡Otro; y van diez! Fue hace cuatro jornadas cuando el delantero soriano del Córdoba CF Rodrigo Ríos, ‘Rodri’, que el año pasado apenas sumó 4 goles en los 24 encuentros de Liga que disputó con el Real Valladolid, redondeó su cuenta goleadora. Marcó el segundo del Córdoba ante el Zaragoza, que al final sirvió para amarrar la victoria, porque los maños lograron un gol en el minuto 90+4.

Las cifras de Rodri están bien actualizadas entre los aficionados pucelanos, que siguen sorprendidos la trayectoria de un jugador del que se esperaban grandes cosas en Zorrilla durante la pasada temporada, pero al que ni Garitano, ni Portugal, ni Alberto López, los tres entrenadores que pasaron por el banquillo blanquivioleta, fueron capaces de sacar el partido esperado.

Rodri es otro de esos prometedores jugadores que se foguean en Valladolid, donde amagan pero no terminan de cuajar. Y luego, cuando llegan a Zorrilla de visitantes, ratifican que lo que no les sentaba bien era el agua del Pisuerga. Y, a demás, suelen terminar marcando la diferencia. A veces, hasta un gol. El también expucelano Manu del Moral, incluso, el de la victoria del Numancia en Los Pajaritos, esta misma temporada.

En el caso del rival del domingo, Un Córdoba titubeante, aporta tres jugadores que pasaron con Zorrilla, con irregular fortuna, aunque ninguno llegó a cuajar, por diferentes motivos.

El infierno de alfaro

Además del sorprendente Rodri, más efectivo este año que el mejor de los goleadores del Real Valladolid –Villar, con 9, es el pichichi pucelano– el Córdoba CF alberga en su vestuario al onubense Alejandro Alfaro, el jugador más castigado por las lesiones durante los últimos años en el Pucela.

Alfaro, una de las apuestas de Braulio Vázquez, es conocido por los aficionados por ejercitarse en solitario durante muchos meses , debido a sus larguísimos periodos de recuperación. El extremo llegó en el verano de 2014 a Zorrilla y en su primera temporada estuvo ocho meses lesionado, a raíz de una mala cicatrización de una herida en el tobillo. Aquella temporada apenas pudo jugar 6 partidos d Liga a las órdenes de Rubi. En su segunda temporada en el Real Valladolid, no le fue mucho mejor:apenas pudo jugar 12 partidos, debido de nuevo a las lesiones, en este caso musculares.

Alfaro era un jugador querido en el Pucela, donde vivió el mayor calvario de un futbolista, mostrando una fragilidad física que parece haber remitido al llegar al Córdoba, donde esta temporada ya ha disputado 24 partidos y ha marcado 3 goles.

El tercer jugador con pasado blanquivioleta en las filas del rival del domingo es el franco-marroquí Zakarya Bergdich, que jugó la temporada 2013/2014 en Primera, a las órdenes de Juan Ignacio Martínez, en la que disputó 22 partidos. En la 2014/2015, con Rubi en el banquillo, ya en Segunda, el lateral disputó 17 partidos y marcó 5 goles, jugando más como carrilero.

El Córdoba llega a Zorrilla tras desinflarse en la Liga después de unos inicios prometedores. Es 16º, con 37 puntos, a uno del descenso, con dos victorias y un empate en las últimas cuatro jornadas y con tres expucelanos en sus filas, que acostumbran a reivindicarse en Zorrilla.