Real Valladolid

fotogalería

Rafa, a su salida de la reunión en el hotel Gareus, en el centro de Valladolid. / R. Otazo

real valladolid

Suárez alarga las caras de la plantilla

  • El presidente se reunió por espacio de dos horas y cuarto con Braulio, director deportivo, y el equipo

Dos horas y cuarto de tensa reunión. Caras largas y serias y ninguna declaración. Las cosas del vestuario se limpian dentro del vestuario. Y parece que el Real Valladolid tiene mucho que limpiar a tenor de las dos horas largas de reunión que mantuvo el presidente de la entidad, Carlos Suárez, acompañado por el director deportivo Braulio Vázquez, con toda la plantilla. No estuvo presente el entrenador Paco Herrera, lo cual es un síntoma de que la unidad se ha roto o bien tiene el beneplácito de los dirigentes.

Fotos

  • El presidente del Real Valladolid reúne a sus jugadores

El Hotel Gareus, en pleno centro de la ciudad, en la calle Colmenares fue el escenario elegido por el club para mantener una reunión con la plantilla y pedir explicaciones a los jugadores por la penosa imagen ofrecida en Sevilla el domingo pasado, que finalizó con la vergonzosa derrota de 6-2, justo cuando el equipo necesitaba una victoria para consolidar su ilusión por el 'play-off' de ascenso.

Y por las caras que los jugadores mostraron a la salida, está claro que les cayó un buen rapapolvo, una bronca en condiciones. Ni una mueca ni una sonrisa. Ni una declaración. Cada uno para su casa y a esperar el entrenamiento de esta mañana. El propio presidente Carlos Suárez salió por una puerta trasera para evitar a los medios de comunicación. Estaba claro que lo que se dijo en la reunión con la plantilla no era apto para todos los públicos.

Ahora queda saber si el club ofrecerá alguna explicación o tomará alguna decisión para evitar que vuelva a producirse la vergüenza de Sevilla en los ocho partidos que faltan para concluir la temporada.