Real Valladolid

REAL VALLADOLID

Paco Herrera: «Sé que la espada de Damocles está ahí»

Herrera da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento del pasado mes de enero.
Herrera da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento del pasado mes de enero. / ALBERTO MINGUEZA
  • El técnico blanquIvioleta asume que su continuidad está muy condicionada, pero aún confía en alcanzar el 'play-off'

La semana no ha resultado fácil para nadie en el Real Valladolid y Paco Herrera no es una excepción. El técnico admite que ha tratado de abstraerse «de cosas» y centrarse «al cien por cien» en el choque de este sábado ante el Elche (José Zorrilla, 16:00 horas). El 6-2 recibido ante el Sevilla Atlético dejó al entrenador en el aire, aunque finalmente el presidente Carlos Suárez tomó la decisión de no destituirle. Herrera no pensó en dimitir en ningún momento. «No. Hace muchos años yo era un entrenador de un equipo que acababa de ascender a Segunda, el equipo de mi casa. A mitad de temporada vi cosas que no me gustaban y presenté la dimisión. Luego me di cuenta de que era un error. El que llegó lo hizo peor. Desde entonces jamás he vuelto a pensar en una situación de ese tipo. Uno tiene que pelear siempre hasta el final».

Paco Herrera se muestra consciente de que su futuro inmediato depende del choque ante el Elche y que su puesto estará en cuestión jornada tras jornada si salva el primer 'match-ball'. «Sé que la espada de Damocles está ahí. Lo que siento es que esta semana tengo que lograr que los jugadores saquen todas las fuerzas para ganar el partido. Pero no ya por mí, sino por nuestro equipo, aunque de segundas también sea por mí. Yo no estoy pensando en la salvación, pero si ganamos este partido tenemos el mínimo para mirar solo hacia arriba, algo que yo ya hago».

El entrenador considera que la plantilla está a su lado ya que «en las conversaciones y charlas» que mantiene con los jugadores no nota nada distinto. «En cualquier caso, habría que preguntarles a ellos. Mi impresión es que la relación entrenador-jugador sigue siendo la misma».

Herrera ha explicado que «lo normal» es que Jose Arnaiz juegue este sábado y lo haga también «todas las jornadas que quedan» para finalizar la competición.

El técnico entiende que la grada muestre su descontento el domingo, aunque también solicita su apoyo. «Claro que lo entiendo, cómo no lo voy a entender. Hemos perdido 6-2. Por lo tanto, tenemos que aceptar todo lo que venga y yo el primero. A partir de ahí, sí les pediría un esfuerzo y que nos ayuden. Insisto: tenemos una posibilidad, un margen de conseguir algo. La primera vuelta perdimos este partido, si lo ganamos ahora tendremos los mismos puntos, pero contamos con más partidos en casa, donde hemos sido fiables, salvo en un par de ocasiones. ¿Por qué no podemos repetir lo mismo que hicimos en las últimas siete, ocho jornadas y meternos otra vez quintos o sextos?».