Real Valladolid

lejos del área

Y Moyano creyó

Ahora que los informativos y otros espacios se abastecen de retales de Internet y redes sociales se ha popularizado la frase ‘se ha hecho viral’ para definir algunas noticias o anécdotas destacadas. En Valladolid, tras el empate en Miranda, corrió como la pólvora un vídeo en el que una chica, ‘Sonfita’, se dirigía a Javi Moyano casi con lágrimas en los ojos: «No podéis dejar que os remonten a cinco segundos del final», le comentaba la chica emocionada. Moyano, entre aplausos de los aficionados desplazados a Burgos, aseguraba que el empate «son cosas que pueden pasar en el fútbol» y prometía defender «con uñas y dientes» la plaza de 'play-off'.

Muchos no confiaban en las palabras del capitán del Pucela, acusado a veces de falta de calidad, pero el vídeo, al menos a mí, emocionaba y ponía en boca de la joven aficionada lo que muchos sentimos tras el golpe de Miranda. Habíamos escuchado en demasiadas ocasiones la misma cantinela: «trabajaremos para ganar», «hay que levantarse y luchar», «daremos la cara»… Frases que, muchas veces, eran promesas huecas y anticipos de descalabros por parte de la plantilla pucelana.

Pero llegó el gran día y Moyano sí cumplió. La afición (lástima que jugándonos la vida no acuda más gente al campo) llevó en volandas al equipo y el capitán supo analizar perfectamente el enfrentamiento. Javi cortó balones, ordenó a sus compañeros, se peleó con el árbitro y hasta perdió tiempo cuando había que hacerlo. Se puede decir que el Real Valladolid esta vez sí supo utilizar las tácticas que tantas veces sufrió de equipos como los de Bordalás para asegurar los tres puntos.

Tras una victoria que nos mantiene en la sexta plaza (desde la debacle en Sevilla no hemos vuelto a perder), jugador y aficionada volvían a intercambiar palabras en las redes sociales. Sonfita agradecía a Moyano que cumpliera con su promesa y el jugador seguía asegurando que trabajaría con implicación por el Real Valladolid. Esta vez las palabras de motivación y las promesas, tantas veces incumplidas, sí se reflejaron en orden y ganas sobre el césped.

No me apasiona el lema, algo impersonal, utilizado por el equipo de cara al final de Liga (hay mil combinaciones que reflejarían mejor lo que es Valladolid, el violeta, Castilla…), pero Moyano y sus compañeros sí se aplicaron ese #yocreo que ha lanzado el club. Que sigan creyendo y trabajando. ¡Gracias por hacernos soñar, una semana más!