Real Valladolid

¿El octavo ascenso 70 años después?

Plantilla que logró el primer acenso a primera división. /J. M. O.
Plantilla que logró el primer acenso a primera división. / J. M. O.

El conjunto blanquivioleta consiguió regresar a la élite del fútbol por última vez hace seis años

JOSÉ MIGUEL ORTEGAValladolid

28 de marzo de 1948. El Real Valladolid derrotaba por 5-3 al Real Murcia en el Viejo Estadio Zorrilla y conseguía la primera gran hazaña de su entonces corta historia. Veinte años después de su fundación, culminaba una gran campaña y ascendía a primera división, convirtiéndose en el primer equipo español que lograba ascender de tercera a primera en solo dos temporadas.

Juan Represa de León era el presidente y Antonio Barrios el técnico que condujeron al club hacia el éxito que se culminó aquel día, a tres jornadas del final del campeonato liguero. La formación blanquivioleta de aquella gesta fue: Tapia; Busquet, Soler; Pablito, Torquemada, Ortega; Juanco, Coque, Vaquero, Lasala y Pedrín. Los goles tuvieron el sello de Lasala (3), Vaquero y Juanco, mientras que Julián Vaquero fue el mejor artillero de segunda con 25 tantos.

Tras diez años en la máxima categoría, el Real Valladolid descendió en la 1957-58, aunque bastó una sola temporada para recuperar el espacio perdido gracias al presidente Carlos del Río y al entrenador José Luis Saso, que supieron hacer un equipo mezcla de veteranía y juventud que funcionó a las mil maravillas. El 2 de abril de 1959, también en Zorrilla goleaba al Tarrasa (5-0) y materializaba el ascenso en la penúltima jornada de la Liga. Jugaron: Benegas; Pontoni, Lesmes I, Tini; Matito, García; Pereda, Ramírez, Morollón, Mirlo y Beascoechea. Los goles llevaron la firma de Matito (2), Pereda, Morollón y Ramírez. Emilio Morollón fue el referente ofensivo del equipo y, con 23 goles, fue el Pichichi de segunda división.

A pesar de los espectaculares refuerzos que Saso se trajo de América, solo se aguantó en primera dos temporadas, perdiendo la categoría en la 1960-61, aunque también sería muy breve su estancia en segunda división. Tras un año en el purgatorio, el club que presidía José Miguel Arrarte retornó con los grandes, a pesar de los movimientos en el banquillo. Paco Lesmes dimitió y Manolo Soler le clasificó segundo en el Grupo Norte, lo que le daba derecho a disputar la promoción frente al Español, que entonces era uno de los cuatro históricos que siempre habían jugado en primera. El presidente contrató por sorpresa los servicios del paraguayo Heriberto Herrera, única y exclusivamente para el doble enfrentamiento con los periquitos, y acertó de pleno. Derrota mínima (1-0) en Sarría y agónica victoria en Valladolid por 2-0, con goles de García en el minuto 73, y de Rodilla en el 89, en Zorrilla que al día siguiente, por cierto, recibió la llegada de los corredores de la Vuelta a España.

Los protagonistas de aquel 6 de mayo de 1962 fueron: Calvo; Gómez, García Verdugo, Pinto; García, Sanchís; Mirlo, Ramírez, Morollón, Rodilla y Molina.

Dos años en primera y de nuevo al hoyo, esta vez para mucho más tiempo del previsto. 16 temporadas tardó el conjunto blanquivioleta en retornar a la máxima categoría. Fue el 18 de mayo de 1980, derrotando al Rácing de Santander por 1-0, gol de Pepe Ramírez, cuando faltaban tres jornadas para la conclusión del campeonato.

Ocupaba entonces la presidencia Gonzalo Alonso, y el banquillo Eusebio Ríos, que aquella tarde de primavera alineó a: Llacer; Aparicio, Gratacós, Sánchez Valles; Santos, Moré; Lolo, Gail, J. Ramírez (Chuchi García), Jorge (Toño) y Rusky.

Por fortuna, el siguiente periodo blanquivioleta en la élite fue más largo y brillante, pues se consiguió la Copa de la Liga, se llegó a la segunda final de la Copa de España y se alcanzó el sueño de competir en Europa y de tener en la plantilla a figuras de auténtico nivel internacional. Pero como no hay bien que 100 años dure, en la 1991-92, con tres presidentes y dos entrenadores, se perdió la categoría y el sentido común, aunque ambos se recuperaron solo un año más tarde, con Marcos Fernández al mando del club y Felipe Mesones en el banquillo. El 20 de junio de 1993, dos penaltis transformados por Iván Rocha en el campo del Palamós servían para recuperar el sitio perdido.

La alineación de aquella tarde del 1-2, fue la siguiente; Lozano; Cuaresma, Manolo, Caminero, Iván Rocha; Castillo, Walter Lozano, Rachimov; Onésimo (Javi Rey), Roberto Martínez y Amavisca.

Tras once años de bonanza y fútbol de calidad, el Real Valladolid vuelve a perder la categoría en la temporada 2003-04, precisamente coincidiendo con su 75 aniversario. Tres años después, con Carlos Suárez en el sillón presidencial y José Luis Mendilibar en el banquillo, el equipo realiza una soberbia campaña de récords, pues con 88 puntos alcanzó lo que ningún otro en la historia, estando además 32 jornadas imbatido. Alberto fue el meta menos batido de la categoría y el ascenso se logró el 28 de abril de 2007 ¡¡¡ocho jornadas antes del final de la Liga!!! El Real Valladolid se impuso 0-2 en Tenerife, con goles de Víctor y Manchev, y esta formación: Alberto; Pedro López, J. Baraja, I. Bea, Gonzalo Vicente (Marcos); Iván Hernández, Álvaro Rubio; Sisi (Borja), Víctor, Capdevila (Manchev); Llorente.

El séptimo ascenso blanquivioleta, esta vez con el 'play-off' que se había implantado en la 2010-11, tuvo lugar en la calurosa tarde-noche del 16 de junio de 2012, frente al Alcorcón, a quien se había ganado en el partido de ida (0-1) con tanto de Javi Guerra, empatando en el Nuevo Zorrilla (1-1) también con Javi Guerra de providencial goleador local. Carlos Suárez seguía al mando del club y el serbio Miroslav Djukic fue el responsable del, hasta ahora, último ascenso a primera del Real Valladolid, que aquel día jugó con Dani Hernández; Balenciaga, Rueda, Valiente, Peña; Víctor Pérez, Nafti (A. Rubio) (Baraja); Nauzet, Óscar, Sisi (Jofre) y Javi Guerra.

70 años después del primero, ¿llegará el octavo? La solución, como en los crucigramas, este sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos