Real Valladolid

«Pienso en Míchel y en Toni y en más jugadores», afirma Sampedro sobre el partido de Lugo

Luis César Sampedro, durante la rueda de prensa de esta mañana en Zorrilla. /REAL VALLADOLID
Luis César Sampedro, durante la rueda de prensa de esta mañana en Zorrilla. / REAL VALLADOLID

El entrenador del Real Valladolid habla del rival del sábado con mucho respeto, «por la calidad de sus jugadores», y afirma que sería «fantástico» afrontar los últimos diez partidos con 50 puntos, tras una victoria en el Ángel Carro

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Tras la recuperación, la pasada jornada, de Míchel, como pieza clave del equipo en la victoria frente al Almería, Luis César Sampedro admitió esta mañana en la sala de prensa del estadio, después del entrenamiento, que la vuelta de Míchel se debe a una buena evolución del mediocentro. «Juega muy bien, como siempre» dijo el míster. Antes había admitido que no solo piensa en Míchel para el partido del sábado en el Ángel Carro lucense, sino que también piensa en Toni, que tuvo una actuación estelar en el partido de la primera vuelta en Zorrilla, y en otros jugadores.

«Yo quiero ganar partidos y no tengo que explicar por qué» dijo Luis Cesar, que insistió en que siempre elige a los jugadores que mejor están.

Sobre el descarte hasta la pasada jornada de Míchel, Luis César Sampedro explicó que al mediocentro le ocurrió como le ha pasado recientemente a Antoñito y antes a Toni o a Nacho. «Hicieron partidos que no me gustaban y se cayeron de las convocatorias» explicó.

En cuanto al rival del sábado, equipo al que entrenó la pasada temporada, Luis César destacó la calidad de sus jugadores, lo especial de jugar un encuentro en el que ha trabajado y tiene muchos amigos y la dificultad del campo. «El Ángel Carro no es una encerrona por las dimensiones del terreno de juego, que son mayores que las de Zorrilla, aunque no lo parezca. Las he medido personalmente. El Campo del Lugo es difícil por la calidad de sus jugadores», afirmó.

Después vaticinó que una victoria en Lugo sería fantástica, porque permitiría afrontar los diez últimos partidos del campeonato con 50 puntos.

Luis César Sampedro se sentía esta mañana optimista: «Es un partido importante. No es decisivo, porque quedan otros diez. ¡Ojalá fuera una final!, sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos