Pitos a canteranos

Desde la banda

Sale el articulista en defensa del jugador pucelano Ángel, silbado en el partido ante el Lugo

CARLOS PÉREZ

La verdad es que no sabía si sacar este tema y más en vísperas de un importante partido en casa. Me refiero al tema de los pitos a Ángel. Hay gente que afronta la polémica con la pregunta de si se debe pitar o no a un canterano. Yo ya sabéis que creo que ni a un canterano ni a ningún jugador del equipo. El problema es que el caso de Angel me parece especialmente injusto. Es verdad que quizá su nivel sea superior a lo que hemos visto, pero no es menos cierto que hemos visto rendimientos de jugadores que no han llegado al de Angel y no se ja llevado este castigo. El otro día escuchaba una reflexión de una persona que quizá buscase una justificación a sus propios pitos, no lo sé, pero decía que por qué no se podía criticar a un jugador sólo por ser canterano. Parto de la base de que a mí Ángel no me parece canterano, pero me temo que se le pitó sólo por serlo. Simplemente comparar el trato que recibió Carlos Peña con lo que pasó hace quince días merecería una reflexión por parte de quien silbó al jugador. Ojalá el peor de los fichajes pasados o futuros dieran el rendimiento que está dando Ángel.

Despersonalizando ya el tema del trato a los jugadores jóvenes (prefiero llamarlos así), creo que es algo que nos debería llevar a una reflexión. El futuro inmediato del club depende en gran medida de los jugadores de la cantera o de fichajes como Cotán, Salvador o Villalibre. Saber gestionar este tipo de fichajes/cesiones harán que seamos un club atractivo para que vengan este tipo de jugadores porque ellos crean que es el destino ideal para su formación. Hemos visto a jugadores como Keko, Yuri, Raúl Navas o Carmona por poner unos pocos ejemplos, como han sido válidos en primera o segunda división y que aquí han pasado con más pena que gloria. Estoy seguro que no ha sido por culpa de los pitos de unos cuantos y que fue la cobardía de quien debió ponerlos la que provocó esos fracasos.

Para que triunfen los jugadores en formación en un club se tienen que dar tres circunstancias. La primera la apuesta del club, la segunda la apuesta de los entrenadores y la tercera un entorno favorable en la grada. Por supuesto hay una cuarta, que es que ellos valgan, pero me interesan las tres primeras que son las que nosotros podemos dominar. Hoy parece que el club quiere y que el entrenador es valiente. No lo estropeemos desde la grada. No estamos pitando a Ángel, estamos dañando al club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos