Real Valladolid

El 'play-off' pasa por derrotar a rivales a los que no ha ganado

Borja pugna con un jugador del Cádiz, próximo rival del Valladolid. /Paco Martín
Borja pugna con un jugador del Cádiz, próximo rival del Valladolid. / Paco Martín

Jugará cuatro de los últimos seis partidos contra equipos que le derrotaron en la primera vuelta

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

El Real Valladolid afronta el tramo final de la Liga con un calendario complicado que, en los seis últimos partidos, le pondrá frente a cuatro rivales directos en la lucha por el 'play-off' (Cádiz, Numancia, Zaragoza y Osasuna) de los que solo ganó a uno (Zaragoza)en la primera vuelta.

Los otros dos partidos se los disputará a equipos que ya no tienen aspiraciones en el campeonato:El Lorca, prácticamente desahuciado tras su primera temporada en Segunda) y un Albacete satisfecho por haberse alejado del descenso, aunque ninguna de las dos escuadras tiene matemáticamente decidido su futuro. El Lorca, además, fue en la primera vuelta la víctima propiciatoria que acabó con la serie más larga de derrotas pucelanas (Cádiz, Numancia y Albacete). El Zaragoza, por su parte, fue en aquel momento un rival asequible, al que el Pucela ganó por 3-2 en Zorrilla, sin muchas dificultades.

Obligado a mejorar

Uno de los propósitos más frecuentemente formulados en sus últimos partidos como responsable del banquillo pucelano por el anterior entrenador del Real Valladolid, Luis César Sampedro, fue el de la necesidad de mejorar la primera vuelta «algo que no será difícil de conseguir» repetía el técnico cesado tras perder contra el Nástic, en la jornada 34.

Ese propósito se ha vuelto necesidad, a falta de seis jornadas, para que el Real Valladolid pueda seguir aspirando a disputar el ascenso a Primera y sumar unos cientos de miles de euros a su cuenta de resultados en concepto de los derechos televisivos que proporciona la disputa de los partidos del 'play-off'.

A pesar del cambio en el banquillo y de la manifiesta mejoría del juego del equipo en el encuentro del pasado viernes en Oviedo, el Real Valladolid afronta un reto nada fácil. Sergio González, tras la 'resurreción' del equipo en Asturias, afronta el siguiente encuentro sin una baza fundamental, la de Mata, sancionado con un partido por cumplir ciclo de amarillas. Además tendrá que prescindir de Moyano, un comodín defensivo que ha tenido un papel notable en los últimos encuentros, y de Chris Ramos, lesionado.

Un Cádiz en horas bajas

El próximo sábado, el Real Valladolid tendrá que ratificar que la nueva forma de jugar impuesta por Sergio González es eficaz. Lo hará ante un Cádiz en horas bajas que, tras ocho jornadas consecutivas en una segunda posición que le abría las puertas al ascenso directo, ha iniciado una caída en picado de resultados y posiciones en la clasificación. Cuatro empates y una derrotas en las últimas cinco jornadas le han colocado en la quinta posición, con solo cuatro puntos por encima del Real Valladolid. Y lo que es peor con un paupérrimo balance ofensivo:3 goles en seis partidos.

En principio, el firme candidato al ascenso llega a Zorrilla con muchas dudas y sin el empuje que le ha mantenido 26 jornadas en los privilegiados puestos que otorgan el ascenso directo o la disputa de la promoción.

Más difícil lo tendrá el Real Valladolid, si atendemos a los últimos resultados del Numancia, en la siguiente jornada frente a los sorianos. El equipo que dirige Jagoba Arrasate, en clara tendencia ascendente, ha pasado en tres jornadas del puesto 10º al 4º de la clasificación, tras encadenar tres victorias y un empate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos