De primera... parte

Elogia el comentarista el juego del Real Valladolid, cada vez más equilibrado y preciso

De primera... parte
JAVIER YEPES

Se confirmó ayer en el Molinón el órdago a juego previsto y el envite se ganó tan limpiamente que hasta pareció resultar corto.

Sin embargo, ni fue fácil ni fue cómodo, ni podemos decir que no dejase sus costes preocupantes en forma de posibles lesiones.

Lo que si podemos convenir es que fue tan claro y meridiano que nadie dudaba ayer de su justicia, e incluso de su cortedad, sobre todo si valoramos el peso de otra primera parte excepcional.

En ese periodo el equipo volvió a reeditar lo realizado el jueves en Zorrilla en aquellos cuarenta y cinco minutos de ensueño.

O sea, que a estas alturas no podemos hablar ya de casualidades, sino mas bien de una interpretación real del juego acorde a un nivel infinitamente superior y a un aprovechamiento máximo de los jugadores que conforman la plantilla.

Y es que los tres últimos encuentros realizados por el equipo han dejado constancia de que el Real Valladolid es un equipo con hechuras que aspira seriamente a conseguir de forma justa y merecida el tan ansiado ascenso.

No olvidemos sin embargo que hasta el rabo todo es toro, y que el Numancia, que ha realizado la proeza de eliminar al Real Zaragoza, ni será accesible futbolísticamente ni mucho menos se rendirá sin dejarse antes la piel.

Ocurre sin embargo, que desde Masip hasta Toni, resto incluido, hoy día el Pucela es otro muy diferente al de hace dos meses.

Un equipo que desde atrás busca la salida fácil y pausada, que juega con el portero y los centrales en la salida del balón, para darle continuidad de forma ortodoxa con la pareja de volantes, y que atraviesa el centro del campo con la pelota en los pies sin precipitarse por dar el último pase, es un equipo con un alto nivel de juego.

Y si por ende, llegados a la zona de definición y finalización, o sea donde se dan los pases de gol y se materializa el mismo, hay un chico de 35 goles y pasadores del porte de Plano, Hervias o Toni pues esto esta ya muy avanzado.

Yo no sé lo que ocurrirá en los dos últimos partidos que restan, pero viendo como se maneja el entrenador actual me inclino a creer que ni novedades ni experimentos ni sorpresas.

Lo que funciona no se toca; así pues, a esperar a Michel y Plano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos