Real Valladolid B

El Promesas descubre el sabor de la victoria ante el Cerceda gallego

Samanes intenta llevarse el balón entre tres rivales. /EL NORTE
Samanes intenta llevarse el balón entre tres rivales. / EL NORTE

Un autogol de Soto en una fatal cesión a su portero dio la primera victoria de la temporada al filial pucelano

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Miguel Rivera ha tardado cuatro jornadas en ofrecer a sus pupilos el sabor de la victoria. El entrenador malagueño, que tomó las riendas de un Valladolid B tras cuatro derrotas consecutivas, le ha dado un aire nuevo al equipo. Tras dos meritorios empates (Ponferradina y Rápido de Bouzas) y una derrota por la mínima en el feudo el líder de la clasificación, el D. Fabril, sumó su primera victoria ante el Centro Cultural y Deportivo Cereceda en los Anexos, gracias a un gol en propia puerta de Soto, en una desgraciada cesión a su portero.

1 Real Valladolid B

Tanis, Rubén, Raúl, Mario, Porto, Carrascal, Miguel (m. 67, Alvarado), Mari, Luis Suárez (m. 89 Becerra), Javi Pérez, Samanes (m. 77 Dani Vega)

0 CCD Cerceda

Tiago Portu, Armando, Agullo, Claudio, Axel, Quique, Luariz, Hugo Rama, Pedrosa. También jugaron Oriol, Martín y Vilariño.

Gol
1-0 M. 22 David Soto, en propia puerta, al ceder un balón a su portero
Árbitro
Gao Aladro, Enrique. Mostró tarjetas amarillas a los locales Pérez, Rubén, Luis Suárez y Alvarado y a los visitantes Luarizayerdi, Daniel, Armando, Claudio Fermín y Oriol

No ha sido el mejor partido del Promesas el que le dio la primera victoria, que quizás lo haya sido la de la recuperación de la confianza de los jugadores del filial. Y de la solidaridad. Aunque en ataque no terminaron de entenderse, en defensa se mostró un equipo sólido que cortó toda la creatividad de los coruñeses. Una primera internada de Luis Suárez, ofreció visos de ambición de los locales, pero tuvo que ser un error de la zaga gallega la que decidió el partido. El mal entendimiento entre Soto y su portero Magu, puso el gol de la victoria en el marcador y afianzó la confianza local.

En la segunda parte pudo Javi Pérez mover de nuevo el marcador. Tras una internada en el área, dribló a 'Magu' y disparo desde la derecha un tiro cruzado y raso que sacó sobre la línea de la portería un defensa. Fue la mejor ocasión del partido. Mas tarde, primero Samanes y finalmente Luis Suárez tuvieron sus mano a mano con el portero gallego pero no llegaron a culminar. En la de Samanes se pidió penalti, que no fue pitado. A Luis Suárez le pitaron un inexistente fuera de juego que acabó con su jugada. Pero, además, el árbitro mostró la que a la postre es su quinta amarilla por protestar,lo que inhabilita al delantero para la próxima jornada frente al CF Talavera.

El gol de la victoria se lo regaló el rival, pero los de Rivera crearon las ocasiones más claras, ante un Cereceda enfrascado en un estéril ataque para enmendar su error del primer tiempo.

Al final, el entrenador dio por buena esta primera victoria tras reconocer la suerte del gol en propia puerta del rival. Destacó, sobre todo la actitud de los jugadores, su trabajo y la rabia con la que están intentando superar un mal inicio. Sobre los errores, los atribuyó a la situación que ha vivido el equipo: «Estamos en una situación de supervivencia, y lo que importa es comer y beber, sin repara dónde coges el agua y el pan», describió Rivera.

Fotos

Vídeos