Real Valladolid B

El Promesas suma ante el Coruxo su tercera derrota

Tanis hizo parads de mérito pero no pudo evitar el gol a falta de cinco minutos.
Tanis hizo parads de mérito pero no pudo evitar el gol a falta de cinco minutos. / EL NORTE

El gol llegó a cinco minutos del final, sin apenas margen para la reacción de los blanquivioleta

MATEO FERREIRO/OPTAVigo (Lugo)

El Valladolid B, que aún no ha estrenado su casillero de victorias, encajó su tercera derrota consecutiva en un partido en el que sus prestaciones fueron de más a menos y en el que acabó claudicando ante un Coruxo superior en la segunda parte. El único gol llegó cerca del final, sin dejar apenas margen al equipo pucelano para la reacción.

1 Coruxo

Alberto; Campillo, Pazó, Crespo, Juanpa; Yebra (Fernando, min. 62), De Vicente; Higón, Álex Arias (Silva, min. 78), Rafa Mella (Pibe, min. 62); y Mateo.

0 Real Valladolid

Tanis; Raúl Navarro, Velásquez (Mayoral, min. 51), Porto, Corral; Carrascal, Miguel Mari; Samanes (Montenegro, min. 69), Javi Pérez, Dani Vega; y Luis Suárez (Miguel, min. 83).

Árbitro
Fernández Pérez (Comité asturiano). Mostró tarjeta amarilla a Yebra y Juanpa por parte del Coruxo y a Corral, Velásquez, Tanis, Javi Pérez y Miguel Mari en las filas del filial pucelano
Gol
1-0, m. 85: De Vicente.
Incidencias
: O Vao. 700 espectadores

Fue más vertical e incisivo el filial vallisoletano en el primer tiempo, a pesar de que el dominio le correspondió a un Coruxo que atesoró posesiones estériles ante la buena presión del equipo de Carlos Pérez Salvachúa. La falta de velocidad y desborde del conjunto vigués lastró el manejo que tuvo de la pelota, ya que fue incapaz, hasta los compases previos al intermedio, de generar peligro.

La iniciativa del cuadro local chocó con la contundencia de la escuadra pucelana, que dispuso de una gran ocasión a los 15 minutos, la mejor del partido para los visitantes, en un contragolpe. Luis Suárez se plantó ante Alberto, que achicó el espacio con su salida hasta el límite del área, y estrelló su remate en el cuerpo del guardameta local. Alberto volvió a salvar a su equipo en otras dos ocasiones antes del intermedio, primero en un chut de Samanes y luego de nuevo ante Luis Suárez.

Pero el panorama mudó tras el intermedio. El Coruxo intensificó su ofensiva y el desgaste de los pupilos de Salvachúa fue decantando el duelo para el bando local. Ya pudo marcar el Coruxo al inicio de la segunda mitad, con una bonita triangulación en la que Mateo habilitó con el tacón a Mella. El remate del atacante local lo desbarató Tanis con una buena estirada.

Salvachúa dio entrada a Mayoral, que se situó como mediapunta por detrás de Luis Suárez, por Velásquez y retrasó a Carrascal al eje de la zaga en un movimiento destinado a tener más presencia ofensiva.

Un centro de Higón desde la derecha pudo deparar el primer gol. Su envío envenenado no pudo rematarlo de tacón Álex Arias. El propio Higón, en una buena acción personal, puso a prueba a Tanis. Un error de Porto propición una nueva ocasión del tándem Higón-Arias. El primero asistió al segundo, que estrelló su disparo en el lateral de la red.

Se mascaba el gol local y acabó llegando en una jugada por la banda derecha de Pibe, que conectó en el interior del área con otro de los recambios que introdujo Rafa Sáez: Fernando. Su pase atrás, hacia la frontal del área, lo engatilló Antón de Vicente, que, pese a que Tanis tocó el esférico, subió el 1-0 al marcador.

Los nervios y la precipitación dejaron sin apenas opción al empate al filial en los últimos minutos, en los que reclamó un posible penalti en el área del Coruxo. Más por impotencia de haber perdido un punto en los últimos instantes. Algo que tendrá que esperar hasta la próxima jornada en el partido ante el Celta B.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos