El Promesas suma ante la Segoviana su segunda victoria consecuntiva

Cobo, de espaldas, trata de tapar a un jugador de la segoviana. /RAMÓN GÓMEZ
Cobo, de espaldas, trata de tapar a un jugador de la segoviana. / RAMÓN GÓMEZ

Un gol de Becerra en el descuento endereza la trayectoria del filial en un encuentro con tres expulsados

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Mejor juego, pero menos oficio que el rival. El Real Valladolid B consiguió esta mañana su segunda victoria consecutiva, tercera del campeonato, ante una Gimnástica Segoviana que también lucha por evitar el descenso. Fue un encuentro en el que los de Miguel Rivera fueron superiores pero evidenciaron algunas carencias en defensa, que se agudizaron por el oficio de los segovianos, equipo plagado de expucelanos con mucha experiencia.

Fu

2 Real Valladolid B

Tanis, Raúl (m. 69, Becerra), Cobo, Mario, Velasquez (m. 59, Alvarado), Mari, Mayoral, Pérez, Miguel (m. 79, Apa), Suárez y Samanes

1 Gimnástica Segoviana

Pablo, Borja Plaza, Alex Alonso, Javi Marcos, Anel, Manu, Asier Arranz, Fernan, Aytón, Dani Calleja, Quino.

goles
0-1, m.45, Asier Arranz; 1-1, m.73, Luis Suárez; 2-1, m.94, Becerra
árbitro
(C.T. Manchego), auxiliado en las bandas por López Pérez y Gallego Sánchez. Amonestó a Miguel y a los visitantes Javi Marcos, Quino, Alex Alonso y Anel y David Mayoral, Borja Plaza y Alberto Leira fueron expulsados.
incidencias
Más de un centenar de aficionados segovianos anmmaron al rival del Real Valaldolid en una mañana con mucho viento

e precisamente Asier quien al borde del descaso, a la media vuelta, marcó el gol que puso por delante a la Gimnástica, a pesar de que el dominio en la primera parte había sido local. Ni la numerosa afición segoviana, bombo incluido, logró disimular el dominio local que lideró durante los primeros minutos un Samanes muy activo por ambas bandas. Después fue Suárez, el que provocó una falta en la misma línea del área, mal sacada por el propio Samanes. Antes, Raúl había tenido su oportunidad. A pesar de ello, la Segoviana se fue al vestuario con ventaja.

En la segunda parte, se sumó el fuerte viento a un toma y daca en el que el Real Valladolid fue más efectivo. El juego se había endurecido y, por momento, el árbitro, Cambronero González, parecía que perdía el control del partido. Expulsó primero a Quino, después a Mayoral y, por último, Alberto. Con nueve la Segoviana y diez el Real Valladolid B, el dominio local se hizo manifiesto aunque a pesar de las ocasiones el empate se mantenía en el marcador al cumplirse el minuto 90. Instantes después Becerra, que había sustituido a Raul en el minuto 69 y ya había protagonizado algunas ocasiones, marcó el gol de la victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos