Un gol en propia

Desde la banda

Que durante una semana se esté hablando de la continuidad del entrenador es, en opinión del articulista, una mala manera de preparar el partido del domingo

Un gol en propia
CARLOS PÉREZ

La semana pasada escribía una reflexión sobre la ley de Murphy y la mala planificación deportiva y llegaba a la conclusión de que a mi parecer no había existido dicha mala planificación. Hoy escribo lo contrario. No sobre el tema de la semana pasada, por supuesto, sino por el tema de esta semana. Siempre he dicho que sube el equipo que mejor gestiona sus crisis. El que asume un problema y sobre todo no lo magnífica y no lo hace más grande, que puede parecer lo mismo pero no lo es, termina subiendo.

Esta semana ha pasado lo siguiente: se ha perdido un partido que teníamos ganado y se ha liado parda. Es la tercera vez que nos ocurre. Numancia, Pamplona y ahora Córdoba han sido tres tiros en el pie que nos dimos, más por la forma con la que se se produjo el resultado que por el resultado en sí. Es verdad que el equipo en ocasiones parece desquiciado, pero no es menos cierto que hemos visto esta temporada un fútbol que hacía tiempo que no veíamos. Estoy seguro de que a Luis Cesar le encantaría reforzar los aspectos positivos y minimizar los negativos. Creo sin embargo que esa tarea debería ser comunitaria y no sólo del entrenador.

¿Por qué empiezo diciendo que esta semana ha habido una mala planificación deportiva? Lo pienso y lo digo por lo que para mí ha sido una nefasta gestión de los tiempos y sobre todo de los silencios. Cuando el lunes la mayor parte de la opinión pública pide la cabeza del mister en las tertulias y columnas locales nadie salió a defender a Luis Cesar. Cuando en la tarde del lunes se extiende como la pólvora el rumor de que viene Caparrós, nadie del club sale a desmentirlo en un día y medio. Y no lo hacen porque quizá no pueden. Hasta el miércoles no sale Miguel Ángel Gómez a ratificar a Luis Cesar y lo hace con la boca pequeña.

Así es como se está preparando un partido como el del domingo. Yo, que he pedido recientemente la renovación de Sampedro, hoy no veo qué puede tener de positivo que se siente el domingo en el banquillo. El ambiente enrarecido y un entrenador con la diana y con un cartel de provisional en la espalda harán que el primer pase hacia atrás o el primer fallo provoquen los primeros murmullos, si no pitos, se escuchen desde la grada. Creo que el partido del domingo ya empieza 0-1 con gol en propia

La semana pasada decía que no era una buena decisión ir a un examen con la mitad del temario estudiado aunque se aprobase. Hoy digo que es mejor eso que ir sin estudiar sólo porque piensas que no vas a aprobar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos