Real Valladolid

El Pucela aparca la crisis

Mata celebra el tercer gol del Pucela. /Gabriel Villamil
Mata celebra el tercer gol del Pucela. / Gabriel Villamil

Los de Luis César, que ganaban 3-0 en el minuto 40, acabaron pidiendo la hora, pero con los tres puntos en el bolsillo

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

El Real Valladolid superó su crisis con una nueva victoria, aunque con apuros, ante el Real Zaragoza (3-2). Los de Luis César Sampedro comerán el turrón con tranquilidad después de sumar dos triunfos en sus dos últimos partidos y ante su afición. En apenas cuatro días, y con seis goles en su haber, el conjunto blanquivioleta parece haber dejado atrás su crisis de resultados, pero aún con muchas dudas.

3 Real Valladolid

Masip, Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Moyano, Borja, Anuar, Hervías (Giannotas, min. 78), Oscar Plano (Iban Salvador, min. 90), Toni (Cotan, min. 80)y Mata.

2 Real Zaragoza

Álvarez, Benito, MIkel (Guti, min. 36), Grippo, Ángel, Eguarás (Toquero, min. 74), Zapater, Papu (Pombo, min. 54), Vinicius, Febas y Borja Iglesias.

Goles;
1-0. MIn. 4: Anuar. 2-0. MIn. 6: Mikel, en propia puerta. 3-0. MIn. 38: Mata. 3-1. MIn. 40: Borja Iglesias. 3-2. Borja Iglesias, de penalti.
Árbitro:
Vicandi Garrido (Vasco). Amonestó a Papu, Guti y a Mata.
Incidencias:
Floja entrada en Zorrilla.

No pudo comenzar mejor el Pucela, ya que a los ocho minutos ya ganaba por 2-0, con goles de Anuar y MIkel, en propia puerta. Sus dos primeras llegadas con peligros se habian convertido en goles ante una defensa maña tan floja como se le acusa a la de los blanquivioletas. Si bien en el primer gol, el mérito fue de Mata, y en el segundo, fueron los maños los que llevaron la pelota a la red.

Con el marcador a favor, el Pucela optó por retrasar líneas y buscar el contragolpe. Durante los primeros veinte minutos funcionó, pero poco a poco los de Luis Cesar se encerraron en su área y solo la incapacidad del Zaragoza impidió mover el marcador. Y cuando más estaban dominando los maños, llegó el tercero, en un contragolpe para enseñar en los colegios que culminó Mata con asistencia generosa de Óscar Plano.

El partido parecía sentenciado a falta de escasos minutos para el descanso, pero entonces llegó la jugada tonta que anteriormente no había cuajado para los maños. Borja Iglesias hizo el 3-1 y un pequeño escalofrío recorrió el cuerpo de todos los blanquivioletas. Y es que en esos momentos, el Zaragoza dominaba a placer, sin peligro, pero rondando constantemetne el área blanquivioleta.

Tras el paso por el vestuario, el Pucela fue consciente de que el balón era su mejor aliado. Presionó más arriba, le disputó el balón al Zaragoza y disfruto de contragolpes constantes durante los primeros veinte minutos que bien pudieron ampliar el marcado si no llega a ser por los constantes fueras de juego de Mata. El partido entró en una fase anodina, en la que ninguno de los dos equipos era capaz de asustar siquiera al portero rival, y el Pucela entendió que era mejor volver se a replegar en su área. Craso error nuevamente. Un balón sobre Borja Iglesias en la frontal del área lo intenta despejar Kiko Olivas cometiendo penalti. El propio Borja Iglesias anotó el 3-2 y el miedo y el pánico volvió a Zorrilla.

Faltan poco más de diez minutos de infarto. El propio Borja Iglesias no llegó a rematar otro centro inaceptable para la defensa blanquivioleta, y Masip detuvo un cabezazo del propio Borja Iglesias en la línea. También Anuar disfrutó de una gran ocasión para poner el 4-2, pero ambos equipos habían gastado ya toda su pólvora. El pitido final fue un auténtico alivio para la escasísima afición blanquivioelta que acudió a Zorrilla, para los jugadores, para el cuadro técnico y para la directiva. Todos podremos comer el turrón pensando en el próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos