Real Valladolid

El Pucela se recupera con buen humor

Paco Santamaría, móvil en mano- demostró en el campo su técnica y buena forma físiica. EL NORTE/
Paco Santamaría, móvil en mano- demostró en el campo su técnica y buena forma físiica. EL NORTE

El delegado del equipo remata la sesión de trabajo con una demostración de forma y 'técnica' a los más jóvenes

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOSan Pedro de Alcántara

Sampedro empezó quitándole importancia a los buenos resultados de los partidos de pretemporada; reconoció, después, en la segunda victoria, ante el Athletic Club, admitió algunos valores: «ganar ayuda a seguir ganando». El martes, tras el empate ante el Besiktas de 'Champions' admitía que este tipo test contra buenos equipos arroja conclusiones más acertadas sobre el estado del equipo. Y que había cierto jolgorio en el vestuario por el empate que pudo haber sido victoria ante los turcos.

El buen ambiente siguió esta mañana en la sesión de recuperación. Finalizado el trabajo, el delegado del equipo, Paco Santamaría, remató sus ejercicios diarios con una 'exhibición' de técnica. A sus muchos más de sesenta años toco el cuero, avanzo hacia la portería, hizo un par de bicicletas -triciclos- al aire y marcó. Las chanzas de los jugadores del Real Valladolid, que aplaudieron la forma de exárbitro pucelano de Primera, hoy delegado del Real Valladolid, tuvieron réplica en lo niños que participan en un campus del Barcelona FC. Los jovencísimos aspirantes blaugranas aplaudieron a Paco Santamaría, sin saber probablemente que se trataba de un exárbitro que en su última temporada en activo se permitió el lujo de expulsar al barcelonista Stoichkov. Fue hace veintidós años.

Paco siguió intentando dejar muertos los balones que lanzaba Míchel. Sus espectadores intentaban no morirse de risa -y admiración- por la forma que tenía aquel 'señor'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos