Real Valladolid

El Pucela vuelve a los Anexos tras el parón navideño

Los jugadores del Real Valladolid, en la vuelta a los entrenamientos tras las vacaciones de Navidad./Alberto Mingueza
Los jugadores del Real Valladolid, en la vuelta a los entrenamientos tras las vacaciones de Navidad. / Alberto Mingueza

Gianniotas, Sulayman, Becerra y Sergio Marcos retrasan su incorporación, con permiso del club

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Bromeaba el doctor López Moreno con la condición física de los jugadores tras la semana larga de vacaciones navideñas. «Los únicos que tiene sobrepeso son los de prensa y …». Mientras, veintiún jugadores de la primera plantilla, con el refuerzo del portero del filial, Tanis, trotaban por el césped de los Anexos. Lo hacían desde minutos antes de la hora acordada, las 17:00 horas. Y con ellos, los integrantes del cuerpo técnico. Todos con excepción del griego Gianniotas, el gambiano Sulayman, además del portero reserva Becerra y del mediocentro Sergio Marcos, este último objeto de especulaciones sobre su posible salida del club en el mercado de invierno, debido a que Sampedro no parece contar demasiado con él.

Una hora después del inicio de la primera jornada de trabajo, los jugadores seguían haciendo ejercicios para preparar el primer encuentro del año, frente a Osasuna, el 6 de enero, en El Sadar.

Decenas de aficionados se dieron cita en los Anexos, cuyas gradas se fueron poblando a lo largo de la tarde, para presenciar el primer entrenamiento de un equipo que se fue de vacaciones con dos victorias consecutivas y la esperanza de engancharse en enero a los puestos de ‘paly-off’. Con la incógnita sobre la llegada de refuerzos y la salida de alguno de los jugadores con los que no cuenta Sampedro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos