Querido Real Valladolid:

Los jugadores festejan con la afición la victoria en Soria. /J. García
Los jugadores festejan con la afición la victoria en Soria. / J. García
TONY POLA

Querido Real Valladolid, no es 20 de abril, pero quizás te sorprenda que te escriba. Hola chato, ¿Cómo estás? Pues es que estaba aquí solo en Alicante y me había puesto a recordar. Me entró la melancolía y, como decían los Celtas Cortos, te tenía que hablar. Decirte que te perdono, una vez más. Que te quiero mucho, aunque otro año más nos mates a disgustos. Espero que tu familiar ya lejano, Luis César, esté bien allá donde esté. Dale recuerdos a Sergio, majo, ahora que la cosa va mejor y dile a mi tocayo Toni que se atreva, que encare, que va para crack. La misiva en cuestión es para decirte que no te guardo rencor. Borrón y cuenta nueva y a ganar al Albacete y al Lorca. Cuidado no te confíes, compañero, que ya hemos tenido tropiezos parecidos ante rivales que habíamos menospreciado.

Quién nos iba a decir ahora, en plena primavera, que alterarías nuestra sangre, poniéndote a una victoria de la zona noble. Te perdono, te lo vuelvo a decir. Aprovecha tu oportunidad para dejarte la piel, como lo ha hecho tu hermano pequeño el Promesas en esta segunda mitad de la Liga. Cuida de tus mayores, como Borja, que aún pueden darnos algunas alegrías y no te olvides de dar esperanza a tus canteranos, pues ellos son el futuro de nuestra relación.

Ya sabes que, por mucho que me falles, soy un poco tonto y siempre pongo la otra mejilla. El sábado a las cuatro ahí estaré, aunque no sea físicamente, apoyándote y sufriéndote. Ya le he dicho a unos cuantos amigos que te verán en Zorrilla que te quieran un poco por mí, no soy especialmente celoso. Que te cuiden, que te animen y que se dejen la voz.

No nos falles, campeón. Aprovecha la nueva ocasión que te ha brindado la vida e intenta estirar esta esperanza que a muchos nos alegra la semana. Lucha por todos los que estamos fuera y por los que recorren kilómetros por ti. Por los que se abonan y te visitan semanalmente, pese a reclamar muchos cambios dentro de tu hogar. También, no les tengas rencor, por los que te han sido infieles con aquellas señoritas de Madrid o Barcelona.

Es tu momento, Real Valladolid. No hace falta que me contestes por escrito. Eso quizás ya está algo pasado de moda. Me conformo con que respondas pronto con una victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos