Real Valladolid

Un Real Valladolid con estilo definido, pero aún por pulir

Luis César, pensativo, en el último amistoso de la pretemporada ante el Real Oviedo
Luis César, pensativo, en el último amistoso de la pretemporada ante el Real Oviedo / Arnaldo García

El equipo de Luis César ha brillado en la pretemporada, pero los dos últimos choques ante Rayo y Real Oviedo han dejado algunas dudas

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Más que para dejarse mecer por los resultados favorables, las pretemporadas futbolísticas sirven para adquirir una idea de juego y comprobar, mediante diferentes combinaciones, la química entre los jugadores. «En esta época no hago alineaciones para ganar partidos, sino para que el equipo crezca», dijo Luis César tras vencer al Leganés. «Pero me gusta ganar porque así los jugadores creen que lo que les mandamos hacer es bueno», añadió el técnico del Real Valladolid. Desde ese punto de vista, el equipo blanquivioleta presenta una buena hoja de servicios: seis victorias, tres empates y solo una derrota en las diez pruebas de pretemporada.

Los buenos números también han dejado excelentes sensaciones... a excepción de los dos últimos partidos, precisamente ante los dos rivales de Segunda (Rayo y Real Oviedo), donde aparecieron más lagunas que en los amistosos precedentes, lo que indica que el juego aún debe pulirse.

Luis César tiene claro cuáles son las señas de identidad que debe mostrar el Real Valladolid durante la competición: «Busco un equipo completo, que sea agresivo con balón, que juegue y no deje jugar. A veces lo conseguimos y, en otros momentos, no tanto», ha repetido el técnico en sus comparecencias de este verano.

La idea táctica se consigue con un esquema ensayado una y otra vez, siempre con vocación ofensiva, como se ha visto durante la pretemporada. Los dos defensas centrales se abren a la hora de sacar el balón, mientras los laterales se convierten en extremos. Para ayudar a la creación del juego, un mediocentro se incrusta en el eje de la zaga, en la práctica como un tercer central. Ahí deben aparecer las ayudas del otro pivote, incluso del mediapunta, que han de mostrarse atentos para encauzar el juego por dentro. Pero el gran peligro suele llegar por las bandas: los pases cruzados permiten la irrupción de los laterales, que llegan con asiduidad a la línea de fondo. Los extremos convergen hacia posiciones interiores, especialmente el situado en el lado opuesto al balón, del que se espera que aparezca en el área rival. Luis César tiene claro que la acumulación de efectivos en ataque redundará en ocasiones de gol.

El Real Valladolid se ha mostrado fecundo ante los diez rivales con los que ha jugado (dos de ellos, Zamora y Guijuelo, en partidos de 45 minutos): el equipo blanquivioleta se ha soltado la melena con 22 goles y solo se quedó sin marcar en el último choque ante el Real Oviedo, en la única derrota del verano. Otro aspecto igualmente positivo radica en los goles encajados: en 810 minutos de juego solo ha lamentado seis tantos en contra.

El estilo que busca Luis César obliga a extremar las precauciones defensivas. Con los laterales adelantados, el peligro de los contraataques rivales resulta constante, por lo que las ayudas deben multiplicarse. Además, existe la consigna de hacer faltas tácticas para frenar los contragolpes, lo que en más de una ocasión ha costado tarjetas amarillas. El técnico blanquivioleta quiere que sus futbolistas refinen esta situación del juego para evitar amonestaciones que acaben lastrando al equipo.

A falta de los últimos refuerzos en el mercado (el club busca primordialmente un delantero centro y un extremo), Luis César tendrá que decidir si apuesta por los canteranos en la competición oficial. Sin contar a Fernando Calero, que ya forma parte del primer equipo, el técnico ha empleado a nueve jugadores del filial en la pretemporada. Sin embargo, la mayoría ha desaparecido en el tramo final de la preparación. El delantero colombiano Luis Suárez fue el único integrante del Promesas que jugó en el último partido ante el Real Oviedo.

Fotos

Vídeos