El Real Valladolid tendrá que rascarse el bolsillo para reforzar la delantera

Gianniotas, Ontiveros y Toni Martínez en un entrenamiento; los tres terminan su cesión en Valladolid./Alberto Mingueza
Gianniotas, Ontiveros y Toni Martínez en un entrenamiento; los tres terminan su cesión en Valladolid. / Alberto Mingueza

Chris Ramos, único punta de la plantilla con contrato en vigor más allá del 30 de junio

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Como si de una premonición se tratase, Miguel Ángel Gómez, director deportivo del Real Valladolid, ya avisó hace poco más de un mes de la dificultad de fichar hombres de ataque para la próxima temporada. «Cuando yo llamo a un delantero, ya lo han hecho antes el Deportivo de La Coruña, Las Palmas o el Málaga».

Los tres equipos son recién descendidos a Segunda y cuentan, para el año que viene, con la inyección económica que LaLiga proporciona a los clubes que bajan de categoría. Ahora, con el ascenso a Primera en la mano, el Real Valladolid redobla su pujanza económica, pero tendrá que hacer frente a una remodelación de la plantilla que, aunque no afectará al grueso del bloque, pasa necesariamente por reforzar el ataque. En esa área la plantilla se queda muy corta y, por desgracia, se trata de la mercancía más preciada del mercado. El gol vale dinero.

El Real Valladolid disfrutó en la eliminatoria ante el Numancia en la que se certificó el ascenso de los que, por ahora, fueron los últimos minutos con la elástica blanquivioleta de Jaime Mata, Toni Martínez, Pablo Hervías, Giannis Gianniotas y Javi Ontiveros. Entre todos ellos suman 45 de los 78 goles que ha anotado esta temporada el equipo pucelano y han entregado 18 asistencias.

En ataque, la primera plantilla del club de Zorrilla se queda con Chris Ramos como único delantero y con Toni Villa, Óscar Plano, David Mayoral e Ibán Salvador (que a falta de que se confirme su futuro más próximo regresa de su cesión en la Cultural Leonesa) como hombres de segunda línea.

Ramos no ha llegado a cuajar desde que llegó a la capital vallisoletana en el mercado de invierno. Desde entonces tan solo ha disputado 144 minutos repartidos en seis encuentros y parece estar acusando el salto de categoría. No hay que olvidar que fue fichado e incorporado a la primera plantilla tras haber disputado tan solo 14 encuentros con el San Fernando en Segunda B, en los que anotó cuatro tantos. Antes, había jugado en el segundo equipo de la población gaditana, en la preferente andaluza.

Más información

Su posible progresión se vio cortada con la llegada a Pucela de Toni Martínez, otro de los que termina contrato con el equipo de Sergio. El delantero murciano regresa al West Ham tras media temporada en Valladolid en la que se ha mostrado como un buen hombre de referencia arriba, pero al que le ha tocado jugar los minutos más duros, cuando el equipo tenía que ir a por un gol a la desesperada. Su gran oportunidad llegó frente al Cádiz, ante la ausencia de Mata, que estaba sancionado. Toni Martínez cumplió y anotó el que a la postre ha sido su único gol con el Real Valladolid.

En una situación similar a la suya están Javi Ontiveros, Pablo Hervías y Giannis Gianniotas, que se reincorporarán a las disciplinas del Málaga, el Eibar y el Olympiacos, respectivamente, tras su préstamo. Hervías (con dos goles y una asistencia) y Gianniotas (con otra asistencia) han sido fundamentales en el ascenso, mientras que el marbellí Javi Ontiveros ha ido perdiendo protagonismo paulatinamente tras la llegada de Sergio, la lesión que le dejó fuera ante el Sporting en la liga regular y el gran nivel mostrado desde entonces por Toni Villa, en la recta final del campeonato.

Tres bajas más

Además de la partida de estos cinco hombres, también encaran su marcha de Zorrilla los defensas Borja Herrera, Deivid y Lukas Rotpuller. Borja Herrera y Deivid podrían ser el lateral izquierdo y uno de los centrales de Las Palmas el próximo año. El primero termina cesión en Pucela, mientras que el segundo, según informaba el domingo el periódico 'Canarias 7', podría renunciar al año que le queda de contrato con el club blanquivioleta para regresar a jugar en Segunda con el club de su ciudad.

En similar situación se encuentra Alberto Guitián, que ha disputado en el Sporting de Gijón la segunda parte de la temporada. En la ciudad asturiana interesa su permanencia en el equipo y no es descartable que el Real Valladolid acceda a negociar una venta, apoyado en el gran paso adelante dado por el canterano Calero y la recobrada solidez de Kiko Olivas a su derecha.

Rotpuller, por su parte, llegó como solución de urgencia ante la lesión del propio Deivid cuando ya se había cedido a Guitián y se había cerrado el mercado de fichajes de invierno. Entre que no llegó en la mejor forma tras estar diez meses sin equipo, la barrera del idioma y que el equipo no ha gozado de un respiro competitivo en los últimos meses, el central austriaco no ha llegado a debutar. Igual ocurre con Nooh Al Mousa, que regresó a Arabia Saudí hace ya varias semanas, tras no llegar a debutar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos