El Real Valladolid, peor en la segunda vuelta que en la primera

Calero, Masip, Borja y Olivas, del Real Valladolid, se retiran a vestuarios después de saludar a sus aficionados tras el empate en Alcorcón./R. Gómez
Calero, Masip, Borja y Olivas, del Real Valladolid, se retiran a vestuarios después de saludar a sus aficionados tras el empate en Alcorcón. / R. Gómez

El equipo blanquivioleta, obligado a sumar al menos 20 puntos en los últimos 12 partidos del campeonato para tener opciones de 'play off'

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Uno de los mantras más repetidos por el entrenador del Real Valladolid, Luis César Sampedro, en los últimos encuentros de la primera vuelta y en el arranque de la segunda fue la afirmación de que el crecimiento del equipo pasaba por mejorar los números de la primera entrega del campeonato. Algo que, a su juicio, no se trataba de «ninguna heroicidad, ni ninguna quimera», a tenor de la mala racha de los suyos allá por el mes de noviembre.

Lo malo de la realidad es que los buenos deseos a futuro a veces se dan de bruces con los datos, que al fin y al cabo son los que dicen si se han cumplido o no los objetivos. Y, superados los primeros nueve encuentros tras conocerse el campeón invernal, resulta que no. El equipo no ha sido capaz de mejorar su arranque y suma un total de 44 puntos, cuando ya hemos llegado a la jornada 30ª de LaLiga.

El equipo suma 15 puntos en la segunda vuelta, frente a los 16 que logró en los primeros nueve partidos de la primera

Hace ahora cinco meses, y después de ganar al Alcorcón, el Real Valladolid se encontraba en el cuarto puesto, con 16 puntos, tras lograr hacer 20 goles y encajar 14. Precisamente este último dato es el único que han mejorado los pupilos del entrenador gallego, que en los primeros nueve encuentros de esta segunda vuelta han logrado 15 puntos (uno menos que en la primera), anotado 10 tantos (justo la mitad que en el comienzo de la temporada) y han encajado 8 tantos (frente a los 14 iniciales).

Así la cosas, y viendo la media de puntos que han servido para entrar en el ‘play-off’ desde que el ascenso a Primera División tiene el formato actual, el Real Valladolid necesitaría sumar más de 20 puntos en las doce jornadas que quedan de campeonato regular, si no quiere llegar a mayo con las vacaciones como único aliciente de cara a las últimas semanas de la temporada.

El sexto puesto ha exigido una media de 64,5 puntos en las últimas siete ligas. En la 2013-2014 y en la 2014-2015 el último puesto de las eliminatorias por el ascenso se consiguió con 61 (en los que fueron los años más baratos), mientras que en la 11-12 se disparó hasta los 71, en una temporada en la que el Deportivo de La Coruña y el Celta de Vigo lograron el ascenso directo, con 95 y 85 puntos, respectivamente. En esa temporada el Real Valladolid también subió de categoría, entrando tercero al ‘play-off’ tras lograr 82 puntos, mientras que los tres últimos sumaron 31, 37 y 40, cifras a las que es muy difícil que lleguen el Sevilla Atlético, el Lorca y el Córdoba, colistas este año.

Con las cifras actuales, y de repetirse la trayectoria cosechada antes de Navidad, el equipo acabaría en mitad de la tabla, con 57 puntos

Éste último concepto no es nada baladí. Cuantos menos puntos tengan los de abajo, muchos más sumarán los de arriba; matemática pura.

Esta circunstancia, con tres equipos cerrando la tabla con muy pocos puntos, podría jugarle a la contra al Real Valladolid que, de seguir así las cosas, tendría que ir más lejos aún de los 64, algo que hoy en día parece un imposible.

Si el equipo no ha mejorado sus números respecto a la primera vuelta, por ahora, igualarlos supondría también una barrera insuperable.

En los últimos doce partidos antes de Navidad, el equipo sumó tan solo 13 puntos (con 3 victorias, 4 empates y 5 derrotas). De repetirse estos resultados, el Pucela sumaría tan solo 57 puntos, que lo único que le asegurarían sería una permanencia tranquila, pero nada más. De los nueve equipos que terminaron esta 30ª jornada por delante del Real Valladolid en la tabla, el equipo pucelano tiene que jugar aún contra Cádiz, Sporting de Gijón, Atlético Osasuna, Real Zaragoza, Oviedo y Numancia. Ante los andaluces, gijoneses y osasunistas lo hará en el que ha sido su fortín, el Nuevo José Zorrilla, donde los sorianos salieron victoriosos, en una remontada que hizo mucho daño, y donde otros dos equipos (Zaragoza y Oviedo) cayeron derrotados.

Malos números fuera

Los decepcionantes números del equipo lo son, especialmente, por sus nefastos resultados fuera de casa. Solo han ganado en Sevilla y en Barcelona y han logrado salvar un punto en sus visitas a León, Almería, Reus, Gijón, Tenerife y Alcorcón, estos dos últimos ya en la segunda entrega de la temporada.

Los siete puntos cosechados en los primeros diez encuentros disputados lejos de Zorrilla son, a todas luces, insuficientes cuando se persigue un objetivo como el ascenso, así que ahí está el aspecto a mejorar puesto que ni aún ganando los seis partidos que tiene que jugar el equipo en su feudo, se lograrían los ansiados 64 puntos; es imprescindible aumentar el botín en los desplazamientos.

Ahondando aún más en los detalles; el Real Valladolid tiene empatado el golaveraje con el Granada y el Huesca (el balance entre los goles a favor y en contra decidirá), perdido con el Rayo y peleará con los demás por este aspecto, que puede decidir su posición final en la tabla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos