Un rival que gana poco en casa (Nàstic) para un equipo que no vence fuera (Real Valladolid)

El equipo tarraconense logró el pasado domingo su primera victoria en el Nou Estadi en cuatro meses

Calero intenta llegar a un balón en el Real Valladolid-Nástic de la primera vuelta de LaLiga 123./G. Villamil
Calero intenta llegar a un balón en el Real Valladolid-Nástic de la primera vuelta de LaLiga 123. / G. Villamil
J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

La cruz del Real Valladolid en esta temporada está siendo su paupérrima cosecha de puntos en sus encuentros fuera de casa. El equipo blanquivioleta no ha logrado vencer lejos de su estadio más que una vez por vuelta (ante el Sevilla Atlético el 26 de agosto y frente al Barcelona B el 13 de enero) y necesita urgentemente encadenar una victoria en casa –como la conseguida el pasado sábado ante el Reus­– con otra fuera para optar a todo en esta recta final del campeonato de liga. Para ello, la ocasión que se presenta ante el Nástic de Tarragona (domingo, 12:00 horas) parece la idónea para mejorar esta racha, toda vez que el equipo catalán es el segundo peor de toda la liga en su feudo, con unos números que solo son mejores que los del Sevilla Atlético, penúltimo equipo de la clasificación.

Los de Nano Rivas solo han conseguido ganar cuatro veces en el Nou Estadi en lo que va de temporada, aunque la última de ellas fue el pasado domingo, con un contundente 3-0 ante el Lugo.

Dimitrievski ha encajado diez goles menos que el portero del Pucela, Jordi Masip, pese a que le han diparado más veces.

Dimitrievski ha encajado diez goles menos que el portero del Pucela, Jordi Masip, pese a que le han diparado más veces.

Fali ha jugado siete partidos de titular tras regresas en enero de su cesión en el Barça B.

Fali ha jugado siete partidos de titular tras regresas en enero de su cesión en el Barça B.

Maikel Mesa es el pichichi del Nàstic con 8 goles; le hizo dos al Real Valladolid.

Maikel Mesa es el pichichi del Nàstic con 8 goles; le hizo dos al Real Valladolid.

Álvaro Vázquez se ha hecho un hueco en el equipo tras llegar del Espanyol en el mercado de invierno. En 11 partidos ha logrado 3 goles.

Álvaro Vázquez se ha hecho un hueco en el equipo tras llegar del Espanyol en el mercado de invierno. En 11 partidos ha logrado 3 goles.

La mala racha que cortó el equipo de Tarragona ante los gallegos le sirve, además de para soltarse la presión de no vencer ante su afición (algo que no lograba desde el 10 de diciembre), para colocarse con seis puntos de ventaja sobre los puestos de descenso que marca la Cultural Leonesa con 33.

Las grandes hazañas de los granas se han dado fuera de casa, ya que han sido capaces de empatar en La Romareda ante el Zaragoza y de vencer a Real Valladolid, Numancia, Rayo Vallecano, Osasuna y Granada en sus respectivos estadios. En el Nou Estadi de la ciudad catalana, solo han sido capaces de vencer al Granada y al equipo gallego y de empatar con el Cádiz.

Artículos relacionados

Se trata de un cruce de rachas interesante. El Real Valladolid no ha perdido en los últimos cinco encuentros, desde la debacle de Córdoba, y acumula dos empates consecutivos lejos de su estadio (en Alcorcón y Lugo), mientras que el Nástic venció al fin, después de cinco derrotas y un empate en las anteriores seis jornadas.

Buena defensa y contragolpe

Así las cosas, el equipo de Luis César Sampedro jugará no solo contra un rival que se ha liberado de sus cadenas, también lo hará contra su incapacidad de lograr sumar de tres en tres lejos de Valladolid y frente a los futbolistas que le infligieron su más sonrojante derrota de la temporada, un doloroso 0-3 solo igualado por el 4-1 sufrido en Vallecas.

En el Nou Estadi, el Real Valladolid se encontrará con un equipo cuya mejor arma es la defensa y sus rápidas transiciones hacia el ataque, donde Álvaro Vázquez y Maikel Mesa forman una dupla temible.

El conjunto catalán ha encajado tres goles menos que los de Sampedro en lo que va de Liga, con una actuación muy destacada de su meta, el macedonio Stole Dimitrievski, que ha sido el portero titular en 30 encuentros en los que ha encajado 35 goles, 10 tantos menos, por ejemplo que Jordi Masip, aunque ha recibido 8 disparos más que el cancerbero del Real Valladolid.

El Nástic de Tarragona, cuyo banquillo fue ocupado antes que por Nano Rivas por Lluis Carreras y Antonio Domínguez, juega a cerrarse muy bien atrás y a esperar a su rival para salir rápido al contraataque.

Fali, que regresó al club en el mercado de invierno tras haber perdido peso en el Barcelona B, ejerce la labor de mediocentro defensivo, tras haber jugado como central en el equipo de Gerard López durante la primera mitad de la temporada.

Una vez que el equipo tiene el balón, este empieza a coger velocidad, en las botas de Mesa y Vázquez, dos de sus hombres más goleadores y más peligrosos en ataque. El primero de ellos, futbolista canario, es el pichichi del equipo de Tarraco, con 8 tantos en lo que va de campeonato (dos de ellos conseguidos en la primera vuelta ante el Real Valladolid). En la punta de ataque le acompañan Manu Barreiro y el veterano Ikechukwu Uche, con 7 y 6 tantos en su haber respectivamente, pero que han perdido su sitio en el equipo en beneficio del punta recién llegado Álvaro Vázquez, que está siendo una de las sensaciones de la plantilla en esta segunda vuelta.

Vázquez llegó del Espanyol en el mes de enero, tras no contar para Quique Sánchez Flores después de haber jugado 155 partidos en Primera División con los pericos y con el Getafe. En los once partidos que ha disputado hasta el momento ha sido capaz de anotar tres tantos y de hacerse un hueco en el once inicial.

El partido en Tarragona será el único, junto al de Lorca, en el que el Pucela coja el autobús para visitar a equipos que no se encuentren en la mitad alta de la tabla, lo que les obliga a acudir al Nou Estadi a por todas. Estos son los encuentros que siempre se recuerdan porque dan y quitan ligas y, por supuesto, liguillas de ‘play off’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos