El entrenador del Real Valladolid, convencido de que el 'play off' será «más barato» en la segunda vuelta

Luis César Sampedro en su comparecencia ante los medios de comunicación tras el entrenamiento./A. Mingueza
Luis César Sampedro en su comparecencia ante los medios de comunicación tras el entrenamiento. / A. Mingueza

El técnico ha alabado las virtudes del nuevo fichaje, Chris Ramos, aunque ha asegurado que en él no se busca «rendimiento inmediato»

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid ha preparado durante la mañana el encuentro ante el Osasuna que disputa el próximo sábado (El Sadar, 16:00 horas). Tras el entrenamiento, como es habitual dos días antes de la competición, ha comparecido su entrenador, Luis César Sampedro. El gallego ha analizado la situación del equipo y el desafío que le espera el día de Reyes, habida cuenta del déficit de puntos en las salidas fuera de Zorrilla.

«Nuestro problema fuera de casa es que encajamos mucho, y tenemos que reducir eso», señaló Sampedro, que hizo incidencia en que ese será su trabajo principal de cara a la segunda vuelta que arranca en Barcelona el próximo día 13. «No somos los que más concedemos pero sí los segundos que más goles reciben, y no quiero ser ese equipo».

«Tenemos que mejorar lo hecho en la primera vuelta, que no es ninguna proeza, e ir cazando poco a poco a los que tenemos por delante», ese es su deseo, que conjuga con el hecho, que da por cierto, de que los equipos de abajo sumarán más puntos en la segunda mitad del campeonato, lo que va a poner el 'play off' de ascenso «mucho más barato».

Más información

De cara al encuentro en Pamplona, Luis César no ha querido destapar sus cartas por completo aunque sí que ha apuntado que el equipo será muy parecido al que se enfrentó al Real Zaragoza antes de las vacaciones. «Vuelve Luismi, que no sé si va a entrar de titular o no, y podría haber otras dos variaciones, o tal vez ninguna», bosquejó, evitando dar un once inicial.

Primer entrenamiento de Chris Ramos

En la sesión matutina de hoy la gran novedad era la de Chris Ramos, flamante primer fichaje del Real Valladolid en el mercado invernal. Sampedro liberó de toda presión al delantero gaditano de veinte años asegurando que el club no busca «rendimiento inmediato» con él, sino que se trata de «una apuesta de futuro». El entrenador describió al nuevo jugador blanquivioleta como «alto y rápido», una tipología que a su juicio es rara en el fútbol porque «los bajos suelen ser los rápidos y los altos son más lentos. Él tiene las dos cosas y creemos que es un proyecto de gran jugador», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos