Segundas oportunidades en Zorrilla

Lejos del área

Tener partido el jueves es un alivio para un equipo al que la goleada de este sábado parace haber dejado algo tocado

TONY POLA

Una derrota en casa del Rayo Vallecano podría entrar dentro de lo posible, incluso para un conjunto que quiere aspirar a estar entre los primeros. Sin embargo, el clima de euforia que precedía al equipo y la manera en la que se ha producido ha dejado mal sabor de boca a los aficionados pucelanos. El Real Valladolid acabó desquiciado en Vallecas, con muchos errores defensivos y dos jugadores que no podrán jugar ante el Alcorcón por tarjetas. Se ha pasado de ‘semana de ascenso’ (‘semana de Uefa’ cuando estábamos en Primera) al pesimismo y las dudas. Lo peor de la derrota es esa cierta indolencia y pasividad de un equipo que había demostrado, aún en la derrota, lucha e ideas claras. Catorce goles en contra, dos más que el colista, deben ser lo primero a corregir si queremos pelear junto a los mejores.

La jornada, con partidos entre semana, afortunadamente nos da la oportunidad de redimirnos en casa, donde el equipo parece más fuerte, del espaldarazo sufrido en Madrid. La euforia se frena, pero las primeras plazas siguen a dos puntos y las sanciones permitirán ver en Zorrilla variantes necesarias que pueden ilusionar al público. La primera cuestión a resolver, además de ajustar la mencionada defensa, será ver quién ocupará la plaza del sancionado Luismi (algunos piden descanso también para Borja) y hay quien demanda una oportunidad para que el canterano Anuar coja galones. En ataque no estará Salvador, por lo que Plano, Hervías o Gianniotas pedirán paso para acompañar a Mata.

Siempre lo hemos comentado, la afición del Valladolid no debe caer presa del nerviosismo y creer una semana en el ascenso y otra en la desaparición. Seguramente muchos tengamos, y con razón, los nervios a flor de piel tras lo visto en otras temporadas, en las que el Pucela se paseaba por campos a priori asequibles. Sin embargo, el conjunto de Sampedro ha ofrecido motivos para creer.

La derrota en Vallecas no debe hundir al equipo en la depresión, si no que debemos aprovechar que la semana tiene tres partidos para que el balance sea positivo y sigamos creyendo en este proyecto. Un equipo llamado al ascenso debe demostrar, tras una dura derrota y sin varias piezas clave, que tiene coraje y recambios para dar esperanza a su público. Ante el Alcorcón, partido muy importante e ilusionante. La Liga es muy larga, pero es una semana en la que los no habituales deberían reivindicarse y el equipo demostrar que quiere aspirar a todo.

Fotos

Vídeos