El entrenador del Real Valladolid recurre a la prudencia y a la humildad

Sergio González, durante el encuentro./R. Gómez
Sergio González, durante el encuentro. / R. Gómez

El técnico reconoce que hubo unos primeros momentos de sufrimiento hasta el primer gol

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVO

. «Hemos sufrido al principio, pero los jugadores han mostrado ganas, han sido contundentes y solidarios», resumió el entrenador del Real Valladolid en la sala de prensa que reconoció que el primer gol dio estabilidad al Pucela y el segundo desestabilizó al Numancia. Antes, Sergio González alabó el trabajo de los servicios médicos, sin olvidarse de nadie:el doctor, el preparador físico, los recuperadores, los fisios... «Han hecho un gran trabajo;no se los ve pero han puesto a los jugadores a punto a pesar del ritmo que llevamos», dijo. Después intentó no dejarse llevar por la euforia y recordó el resultado de Liga en Valladolid. «¿Por qué no puede el Numancia marcarnos otros tres en Zorrilla?» se pregunto en alto como para mantener la tensión hasta el sábado. Al final volvió a hablar de sus jugadores, de su gran momento, de la conciencia de que son un equipo. «Son una piña» dijo.

Contenidos relacionados

«Difícil de explicar»

Jagoba Arrasate admitió la superioridad del Real Valladolid pero empezó preguntándose qué había ocurrido sobre el campo: «Viendo el partido, es difícil explicar el resultado», dijo. «En una eliminatoria así, –continuó– los detalles son muy importantes y en esta ocasión han caído de parte del Real Valladolid». Cuando fue preguntado qué va a hacer tras el 0-3, reconoció que las opciones son mínimas pero que terminarán «con las botas puestas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos