Real Valladolid Juvenil División de Honor

Sobresaliente en Los Anexos

Once titular del Juvenil de División de Honor que goileó al Majadahonda. / EL NORTE

La ambición goleadora de los de Víctor Fernández provocó descuidos en defensa que maquillaron el marcador ante un buen Majadahonda

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

La virtud fue su mayor defecto. La ambición, habilidad y capacidad goleadora que adornan al equipo que dirige Víctor Fernández empañaron la victoria por goleada del juvenil vallisoletano de División de Honor, porque en defensa se destaca menos. Y todos querían ser, frente a un buen Rayo Majadahonda, delanteros, mediapuntas, goleadores, asistentes, dribladores... La victoria por goleada en la 6ª jornada del grupo 5º de la División de honor fue un festival de goles que, hasta el final, no hizo justicia de lo visto en el campo, porque los madrileños son también un buen equipo que no se vino abajo. Aunque el juvenil vallisoletano mostró muchos de los quilates que adornan su fútbol.

6 Real Valladolid

Javi, Apa, Nieto, Óscar (David), Tena, Orea, Dalysson (Campos), Arnaiz, Víctor, Pablo (Raúl), Rafa

2 Rayo Majadahonda

Lombo, Borao, Alvaro, Toni, Mayorga, Llamas, Roberto Pérez (Ismael), David Moreno (Roberto Rico), Pozuelo, Jiménez, Alan (Rayan)

goles
1-0: m.2, Daly, de Penalti; 2-0: m.14, Víctor; 2-1: m. 18 Pozuelo; 3-1: m.31, Rafa; 3-2: m.52, Roberto; 4-2:m. 64, Víctor; 5-2: m.70, Víctor; 6-2: m.76, Óscar, de penalti; 6-3: m.84, Cristian; 6-4: m.88 Borao.
Árbitro
Daniel Reinoso. Soportó los reproches de la afición madrileña sin perder el control del partido, que no tuvo situaciones de dureza. PItó dos penaltis claros a favor de los pucelanos

Apenas habían transcurrido dos minutos desde que Daniel Reinoso pitó el inicio del encuentro, cuando la habilidosa delantera del Real Valladolid provocó un penalti que nadie discutió. Dalysson marcó y el equipo de Víctor decidió quedarse merodeando en torno a la portería visitante. Y tuvo la fortuna de cara porque un habilidoso y afortunado Víctor, que hizo triplete, marcó su primer gol de la tarde diez minutos después.

El Rayo Majadahonda, que se había traído una ruidosa 'clá' de familiares y amigos y demostró sus cualidades, a pesar de la que se le venía encima. No bajó los brazos en ningún momento y eso le permitió sacar réditos de la avaricia local, que descuidó las labores defensivas y lo pagó en el último cuarto de hora. En poco más de diez minutos, el Rayo Majadahonda dio la impresión de poder remontar, pasando de un contundente 6-2 al 6-4 final. Pero el Real Valladolid tenía pólvora de sobra y, cuando los visitantes reaccionaron para disimular el marcador, se vieron sorprendidos por unos delanteros locales que parecían no estar conformes con lo que tenían. De hecho, bien pudieron haber sumado más goles. Campos, a falta de cinco minutos tuvo una de las ocasiones más claras, aunque el partido se había convertido en un toma y daca que, a falta de dos minutos, pudo dar un gol más a los de Majadahonda en las botas de Borao.

El juvenil de División de Honor demostró que no solo es cantera para la zaga, con el palentino Apa como una de las estrellas rutilantes, sino que en la línea ofensiva tiene prometedores jugadores como Rafa, Victor o Dalysson, a los que surten de ocasiones jugadores como Arnaiz o Pablo.

El de ayer fue un partido entretenido, con goles, defectos de juventud, detalles de calidad y mucha ambición. Una virtud que Víctor Fernández tendrá que modular.

Fotos

Vídeos