La temporada de Paco Herrera

La irregular campaña del Real Valladolid y de su técnico acabó. El entrenador deja el equipo y aquí te presentamos, en nueve imágenes, su paso por el equipo blanquivioleta

ELOY DE LA PISA
1

La llegada

El Valladolid había firmado una temporada desastrosa en la 2016-2017, y el anuncio de la contratación de Paco Herrera fue muy bien recibido por la afición. Se habla de un proyecto a varios años, de cantera, de la llegada de refuerzos... pero nunca de ascenso.

2

El cuerpo técnico

Herrera posa con sus ayudantes, David Chorro, Angel Rodríguez, Fran Albert y Jose Manuel Santisteban. Un grupo compacto, muy profesional y extraordinariamente competente. Más allá de los resultados y los vaivenes propios de la competición, su trabajo, afabilidad y generosidad será recordado muchos años en Zorrilla

3

Debut con victoria

Un gol de Jose y una parada de Becerra permitieron al Valladolid sumar los tres primeros puntos de la temporada. El equipo arrancó bien, con un estilo aparentemente definido en lo que a juego se refiere y con un canterano como punto de referencia. Luego llegarían las cinco derrotas consecutivas y con ellas la dudas y los vaivenes.

4

El Huesca, ¡ay, el Huesca!

Una de esas cinco derrotas consecutivas fue, en Zorrilla, ante el Huesca de Anquela. Nadie, obviamente, pudo ver la importancia de esa derrota. Los oscenses agrandaron la crisis pucelana de esos días del otoño, pero esa victoria, al final, les daría el pase al play off.

5

El mejor de enero

El primer mes del año fue bastante bueno en lo que a juego y resultados se refiere para el Valladolid. El equipo tuvo un final de primera vuelta más que aceptable, reaccionó, comenzó a jugar mejor y la mano de Paco Herrera quedó tan clara que fue nombrado mejor entrenador de ese mes.

6

Remontada ante el Rayo

La segunda vuelta arrancó bien, como había terminado la primera. Incluso se logró una remontada, ante el Rayo, rompiendo una sequía que se prolongaba en las noche de los tiempos. La alegría de Paco Herrera al retirarse a vestuarios estaba justificada: aquello pintaba cada vez mejor.

7

La primera humillación

Pero todo empezó a torcerse allá por el mes de marzo-abril. El equipo se mantenía cerca de la zona noble, pero desaprovechaba continuamente las ocasiones de subirse al carro de los ganadores. Hasta que llegó el Levante, que ganó 0-4 en Zorrilla y dejó a Herrera dentro del banquillo con gesto apesadumbrado y desconcertado. Luego llegaría el 6-2 de Sevilla, y con él el punto de inflexión de la temporada. Sería la segunda humillación, pero esta sí tuvo consecuencias positivas.

8

Sombras sin aclarar

La salida de Braulio, muy amigo de Paco Herrera, ha sido uno de los detonantes de la salida del técnico. Ambos comparten filosofía de fútbol y formas de trabajar. Ya comentó Herrera una vez que cuando entrenaba al Mérida y tenía a Braulio en la plantilla, le preguntaba primero al jugador cómo era el equipo rival. Hasta ese punto llegaba su grado de confianza.

9

Esto es todo, amigos

Suárez y Herrera hablan en los Anexos días antes del que acabaría siendo el último partido de la temporada. El técnico explica al presidente su visión de lo que pasó en Reus, en Miranda y de sus ideas respecto a renovar o no renovar. Ha sido la última gran conversación entre ambos. Hoy se vieron para seguir cada uno por su camino.

Fotos

Vídeos