Real Valladolid

Tercer triunfo consecutivo del Promesas

Tercer triunfo consecutivo del Promesas
Rodrigo Jiménez

El filial blanquivioleta remonta ante uno de los gallistos de la categoría, se carga de moral, y ya mira hacia los puestos de salvación

Jesús Domínguez
JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

El Real Valladolid B ya carbura; ya no cabe ninguda duda. Pese a las varias bajas importantes, caso de Marí, Samanes o Mayoral, sumó su tercera victoria seguida en casa, que le sirve para asomar un poco más la cabeza del pozo en el que lleva casi todo el curso.

2 Valladolid B

Guille Lara; Raúl, Velásquez, Mario, Porto (Cobo, min. 69), Corral; Carrascal, Alvarado, Javi Pérez; Domínguez (Miguel, min. 65) y Luis Suárez (Rubén, min. 77).

1 Rayo Majadahonda

Basilio, Andújar, Jorge García, Oliva, Juan Cruz; Vicente, Dani Martínez (Ayoub, min. 71); Rubén (Jeisson, min. 46), Carlitos, Chiki; y Jairo (Dani Pichín, min. 70).

Goles:
0-1, min. 5: Carlitos. 1-1, min. 40: Domínguez (p.). 2-1, min. 74: Luis Suárez.
Árbitro:
Gómez Landazabal (C.T. Vasco), auxiliado en las bandas por Cachón Lafuente y García Arriola. Amonestó a los locales Guille, Raúl, Porto, Carrascal, Luis Suárez y Miguel y a los visitantes Andujar, Jorge García, Oliva y Carlitos.
CAtegoría:
Vigesimoprimera jornada del Grupo I de la Segunda División B. Encuentro disputado en los Campos Anexos al José Zorrilla.

Se impuso en un laborioso partido a un Rayo Majadahonda al que neutralizó y desnaturalizó con un compromiso y una firmeza atrás que vertebran todo. A partir de la mejoría ahí, los de Miguel Rivera han sido capaces de obtener esos resultados positivos cuyo mérito es mayor después de vencer a uno de los mejores equipos de la categoría, que llegaba (y está) segundo en la clasificación y cuyo fútbol no estuvo a esa altura. Precisamente por eso: porque el Promesas dibujó un bloque compacto que solo se quebró con el sorpresivo golazo por la escuadra de Carlitos a los cinco minutos.

Los blanquivioletas, que habían avisado antes con un remate a gol de Luis Suárez, anulado por fuera de juego, dominaron la posesión sin demasiados impedimentos hasta tres cuartos. Allí los majariegos se pertrechaban frente a la puerta de Basilio intentando que la amenaza no se repitiera, aunque sí lo hizo. 'Lucho' tuvo otra ocasión para empatar y Corral, carrilero por izquierda en el dibujo con cinco defensas, llevó mucho peligro, con un disparo y varios centros buenos que no encontraron rematador.

Que el filial estaba siendo cuando menos un igual se reflejó en el marcador con el tanto del debutante Domínguez, en un penalti tan infantil como claro sobre Javi Pérez. El goleador anotó tocado del tobillo, lo que no evitó que nada más empezar la segunda mitad tuviera otra oportunidad muy clara antes de ser sustituido.

Cuando se fue ya había quedado claro que lo de verse metidos atrás no era una estrategia de Iriondo, sino a lo que el Majadahonda estaba abocado por el buen hacer local. Pese a la buena internada de Juan Cruz, el conjunto rayista estaba a merced de un Promesas que rondó su puerta hasta tirarla abajo. A falta de cuarto de hora para el final, Cobo recuperó en la zona media, salió rápido y se la dio a Luis Suárez, que se desasió de su marca con un recorte en la frontal y la pegó bien abajo, al otro lado, para desatar la algarabía de los suyos.

Miguel Rivera optó otra vez por la abandonada formación con cinco defensas para el tramo final, esta vez con los laterales de verdad atrás. Concedió muchos metros delante de su portería, pero ni un solo espacio en sus inmediaciones, por lo que el deslabazado arreón final de nada le sirvió al rival, que sucumbió en los Anexos como los dos anteriores. Como entonces, el Real Valladolid B demostró que la salvación ya no es la quimera de hace unos meses. Aunque para salvarse todavía queda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos