Toni Martínez afrontará el Real Valladolid-Cádiz con la difícil tarea de hacer olvidar a Mata

Toni Martínez intenta llegar al balón en el partido ante el Sporting. /Alberto Mingueza
Toni Martínez intenta llegar al balón en el partido ante el Sporting. / Alberto Mingueza

El futbolista murciano, que aún no ha marcado, sustituirá en ataque al pichichi de la categoría, sancionado por acumulación de amarillas

J. A. Pardal
J. A. PARDAL

El próximo domingo el Real Valladolid se juega de nuevo el todo por el todo en su carrera a la desesperada por alcanzar los puestos de 'play-off'.

Lo hará contra el equipo que mejor defiende de la categoría, el Cádiz, que ha encajado 21 goles en las 36 jornadas disputadas. Para rizar el rizo, el reto se complica aún más con la obligada ausencia de Jaime Mata, pichichi del conjunto pucelano y de la categoría, con 27 tantos.

El delantero madrileño del Real Valladolid ha anotado más goles que la plantilla al completo del Sevilla Atlético, los mismos que el Reus y es responsable del 49% de los tantos que han subido al marcador de su equipo. Estas espectaculares cifras, que le colocan ya como el decimoprimer máximo goleador de la historia de Segunda División (empatado con otros siete futbolistas) no han hecho más que convertirle en la punta de lanza del equipo, el hombre al que todos buscan y el objetivo de las defensas rivales. Su ascendencia sobre el juego de ataque blanquivioleta ha sido cada vez más plausible con el paso de las jornadas. En la primera vuelta sumó unos espectaculares 18 tantos, de los 40 que logró su equipo, mientras que en la segunda entrega del campeonato ha hecho 9 de los 15 tantos de los suyos: el 60%. Hasta el ecuador de la liga once compañeros suyos anotaron además de él. A partir de la 21ª jornada solo Óscar Plano (con dos dianas), Hervías, Luismi y Moyano han sido capaces de ayudarle a engordar la cifra de goles a favor.

Así las cosas, el Real Valladolid se enfrenta a la tercera ausencia del pichichi en lo que va de temporada. La primera fue ante el Tenerife, equipo contra el que cumplió, como ahora, un partido de sanción por acumulación de amarillas. En el Heliodoro Rodríguez López fue Chris Ramos el encargado de ocupar la punta de ataque, pero el equipo fue incapaz de disparar entre los tres palos. La buena actuación de Masip sirvió para que traerse un punto de la isla (0-0). La segunda ausencia tuvo lugar en Córdoba, en el encuentro de infausto recuerdo que agudizó la crisis blanquivioleta. Allí Toni Martínez salió de inicio en punta y Chris Ramos fue su refresco, pero tan solo Moyano fue capaz de perforar la portería rival, en un gol que terminó siendo insuficiente para puntuar (2-1). En el resto de encuentros Jaime Mata ha estado siempre en el once titular, excepto en el primero del campeonato y que supuso la derrota del Pucela ante el Barça B por 1-2, con gol de Iban Salvador.

«Ha llegado mi semana»

Toni Martínez parece postularse como el sustituto idóneo en ausencia del delantero madrileño. Es un hombre de referencia arriba, muy similar en su desempeño a Mata, como ya reconoció su entrenador hace unos días, y está siendo la alternativa en la delantera por delante de Chris Ramos, que acaba de reincorporarse al grupo después de su lesión en el bíceps femoral. El delantero murciano lo sabe y ayer se reconoció como «más que preparado» para ser titular el sábado. «Ha llegado mi semana, la que he estado tanto tiempo esperando. Tengo mucha confianza en mí. Sé de dónde vengo y lo que puedo hacer», dijo tras el entrenamiento. El delantero vuelve tras cumplir sanción, al igual que Borja. Ontiveros, lesionado la semana pasada, también está ya listo para jugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos