Real Valladolid

El triunfo ante el Guijuelo aleja al Promesas del descenso

Becerra supera a Jonathan en un lance del partido. /GABRIEL VILLAMIL
Becerra supera a Jonathan en un lance del partido. / GABRIEL VILLAMIL

Un golazo de Domínguez doblegó a los salmantinos en la segunda parte y un increíble error de Becerra evitó el segundo, que le permitiría superar la diferencia de goles

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Brilló Becerra en un partido anodino, generando las mejores ocasiones del encuentro. El delantero del filial del Real Valladolid parecía ser el único con argumentos para suscribir la décima jornada consecutiva sin conocer la derrota, en esta ocasión ante un Guijuelo que empieza a sentir el vértigo del descenso, al sumar en los Anexos su quinta derrota consecutiva. Pero el brillo del 'nueve' se eclipsó cuando el delantero erró hasta en dos ocasiones consecutivas sendas ocasiones de gol en las que lo más difícil era echar el balón fuera, como hizo finalmente. Domínguez, entremedias, había resuelto el partido con un golazo de volea, asistido por el propio Becerra.

1 Real Valladolid B

Dennis, Apa (Suárez m. 46), Moi, Mario, Velasquez, Mari (Alvarado, m. 85), Raúl, Pérez, Becerra, Domínguez Samanes (Corral m. 73)

0 C D Guijuelo

Kike, Raúl, Kevin (Fuster, m. 69), Ayala, Jonathan, Juanra, Nacho, Borja, Diego Suárez (Luque, n.61), Gavilán, Ayub (Dimas, m. 87)

gol
1-0, Domínguez, minuto 73
árbitro
Brea Peón, gallego. Expulsó por roja directa al salmantino Nacho (m. 34) y al entrenador del Guijuelo, Jordi Fabregat. Am
Incidencias
Cerca de cuatrocientos aficionados presenciaron el derbi regional en los Anexos, en una tarde en la que no llovió y terminó siendo soleada.

La victoria del filial pucelano aleja un poco más del descenso a un equipo que terminó la primera vuelta casi desahuciado en el último puesto de la clasificación. El encuentro frente al Guiuelo, que concitó a más de cuatrocientos aficionados en los Anexos, empezó con una presión muy alta de los visitantes, a los que replicaron los de Rivera con una pegajosa defensa que ha transformado al equipo en las últimas jornadas, por su eficacia. No obstante, el Real Valladolid tenía dificultades para llegar a las inmediaciones del área defendida por Kike y tardó un cuarto de hora de ensayar su primer disparo con fundamento contra la portería visitante. Domínguez fue el autor del inocente intento. Moi, poco después, puso una gran asistencia a Becerra que protagonizó el primer disparo entre los tres palos. Sin embargo fueron el expucelano Ayub y Nacho los que protagonizaron las mejores ocasiones en torno a la media hora de partido.

Expulsión rigurosa

El Guijuelo había mostrado una especial dureza durante los primeros minutos que el árbitro del encuentro, el gallego Brea Peón, no cortó de raíz. Acaso para compensar, en el minuto 34 expulsó a Nacho por una dura entrada a Samanes, que fue clave en el devenir del encuentro.

Tras el descanso, el Real Valladolid hizo valer su superioridad numérica y, antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora, Domínguez mostró, una vez más, sus credenciales con un disparo raso que salió rozando el poste derecho de la portería defendida por Kike. Becerra le dio la réplica diez minutos después con una cabalgada y un posterior disparo por encima del larguero. Sin embargo fue Domínguez el que en el minuto 73 remató de volea una asistencia del propio Becerra que se alojó en el fondo de la portería visitante.

Aún hubo ocasiones para aumentar la ventaja y enjuagar la superioridad en el 'golaveraje' que le daba al Guijuelo su victoria por 2-1 en la primera vuelta. Suárez y, en dos ocasiones, Becerra, tuvieron ocasión de marcar. En la última, el '9' hizo lo más difícil cuando estaba dentro del área pequeña: echar fuera un balón que solo tenía que empujar con cualquier parte del cuerpo al fondo de la portería.

Antes, el árbitro había expulsado también a Jordi Fabregat, entrenador del Guijuelo, desquiciado porque veía como su equipo cosechaba la quinta derrota consecutiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos