Segunda División B

El Valladolid B da la cara pero cae en su visita al Guijuelo

Porto, autor del tanto blanquivioleta, en un partido anterior. /El Norte
Porto, autor del tanto blanquivioleta, en un partido anterior. / El Norte

El conjunto de Miguel Rivera mereció puntuar ante el conjunto chacinero, que abandona la zona de descenso

OPTAGuijuelo

El Valladolid Promesas lo intentó en el derbi provincial y llegó a plantar cara, pero el Guijuelo, también en zona de descenso, fue más efectivo y terminó imponiéndose por la mínima. El equipo de Miguel Rivera continúa como colista, a cinco puntos de distancia del segundo por abajo.

2 Guijuelo

Kike Royo, Raúl Ruiz, Kevin, Ayala, Jonathan Martín, Carlos Rubén, Cifo (Manzano m.67), Luque, Diego Suárez, Pino (Omar m.90), Carmona (Fuster m.76).

1 Real Valladolid B

Guille Lara, Dani Vega (Becerra m.76), Cobo (Suárez m.46), Velasquez (Corral m.46), Porto, Mario, Mari, Alvarado, Miguel, Pérez.

Goles:
1-0, m.3: Carmona. 1-1, m.55: Porto. 2-1, m.57: Pino.
Árbitro:
Mahomed Massat (Castilla La Mancha). Amonestó a los visitantes Dani Vega, Mari y Pérez y expulsó a Becerra en el minuto 86.
Incidencias:
Municipal de Guijuelo. 500 espectadores.

El duelo de ayer por la tarde mostró dos equipos muy necesitados de puntos para intentar solucionar su mal arranque en la competición. El Guijuelo, mejor situado que el Valladolid, saltó al terreno de juego con mucha convicción, y la moral subida tras empatar la pasada semana. No se puede negar que la actitud obró su magia, puesto que en el minuto 3 los locales se pusieron por delante. Carmona recibió un balón en la banda izquierda, y tras sortear a varios defensas rivales, disparó sobre la portería de Guille Lara sin que este pudiera hacer nada en el primer disparo de toda la tarde.

El uno a cero permitió al Guijuelo mostrarse dominante y posesivo con el balón, pero dicha actitud duró tan solo un cuarto de hora. Llegados a los 20 minutos de juego, el partido se mostraba mucho más igualado, con los locales menos lanzados y el Valladolid despertando. El cansancio empezó a hacer mella y la pizarra se impuso a la vistosidad no moviéndose el marcador cuando los jugadores enfilaron los vestuarios Tras el descanso, cambio de estrategia, Rivera deja en el banquillo a Cobo y a Velasquez y da paso a Corral y Suárez, maniobra que dejó al equipo más fresco para afrontar la segunda mitad. En pocos minutos, el Valladolid mejoró la cara que había presentado hasta entonces en el partido y comenzó a acercarse con peligro a la portería de Kike Royo. Al poco, minuto 10 de la segunda parte, el Promesas encontró el resquicio necesario para buscar el empate. Falta desde el centro del campo que le llega a Porto para que remate de cabeza con gran puntería para batir al guardameta local.

Empate merecido para el Valladolid que auguraba un partido tenso e igualado hasta el final, pero la respuesta del Guijuelo no pudo ser más enérgica. Tan solo dos jugadas más tarde, el delantero Pino recibió un balón frente a Guille Lara, y tras internarse en el área, mandó el balón a la red para marcar el definitivo dos a uno. Jarro de agua fría para los visitantes, que recién estaban disfrutando del empate y volvían a estar a remolque.

Los nervios hicieron aparición en ambos conjuntos y el árbitro terminó solucionando el encuentro a base de tarjetas. Becerra se llevó la peor parte, con una tarjeta roja por una falta en ataque en el área local a poco de finalizar el encuentro haciendo imposible cualquier posibilidad para empatar el partido por parte del conjunto pucelano. El Guijuelo se limitó a dejar pasar el tiempo para quedarse con los tres puntos.

Nueva derrota para el filial blanquivioleta que no puede seguir puntuando como la pasada semana y continúa ocupando la última posición de la tabla. Por su parte, el cuadro chacinero sale de la zona peligrosa después de encadenar su quinta jornada consecutiva sin perder.

Fotos

Vídeos