Real Valladolid

El Valladolid muestra su cara buena en Almería

Olivas inicia un ataque /Raúl
Olivas inicia un ataque / Raúl

Los blanquivioletas logran un empate que pudo ser victoria pese a encajar un gol a los dos minutos

Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISAValladolid

Había dudas de que Valladolid verían los aficionados en el Juegos del Mediterráneo: el goleador y mandó de Zorrilla o el blando y flojo de los últimos desplazamientos. Al final ni para tí ni para mí, pero se pareció más el equipo al de casa que al de Vallecas o Huesca. Fue más reconocible. Pese a encajar el gol en el minuto dos, supo rehacerse, mandar durante muchos minutos y ser fiel a su estilo y a su idea de fútbol. No ganó, pero pudo hacerlo, porque fue más incisivo y más fuerte que el Almería.

1 Almería

René; Fran Rodríguez, Owona, Joaquín, Nano; Mandi, Verza (Motta, min. 75), Rubén Alcaraz, Nauzet (Estupiñan, min. 70), Fidel y Caballero (Juan Muñoz, min. 49)

1 Real Valladolid

Masip, Antoñito, Olivas, Deivid, Ángel; Borja, Anuar, Míchel (Toni, min. 75); Gianniotas (Hervías, min. 61), Plano (Iban Salvador, min. 70) y Mata.

Goles:
1-0, min 2: Verza, de fuerte disparo a la salida de un corner. 1-1, min. 37: Mata , de penalti
Árbitro:
Vicandi Garrido. Amonestó a Juan Muñoz (min. 79), Toni, min. 90) y roja a Fidel (min. 90)

El caso es que el Valladolid salió como acostumbra lejos de Zorrilla: con la s piernas pesadas y los músculos sin tono. Porque de otra manera no se entiende que a los dos minutos Verza se encontrara con un balón despejado en el punto de penalti y sin nadie en varios metros a la redonda. Su chut ni lo vio Masip. Afortunadamente, el Pucela se activó ensegudia tras el tanto. Ginnaniotas mandó en la jugada siguiente un balón al poste y el equipo se percató de que no era tan grave lo que había pasado.

Total, que los banquivioletas se pusieron el mono de trabajo. Empezaron a presionar más arriba, guiados por un Anuar inconmensurable a la hora de cubrir terreno y de dar opciones a sus compañeros. El ceutí contagió a los suyos y el equipo fue gustándose y pareciéndose al de los partidos en Zorrilla. Hasta el punto de que una tras otras se sucedían las ocasiones. En una de ellas, un buena salida del canterano conectó con Míchel, que se la puso en profundidad a Ángel. Trabado por Nauzet, el penalti lo transformó Mata.

Hasta ahí el partido en su pura descripción. Pero lo interesante de esa primera mitad estuvo en que el Pucela no fue tan blando arriba como mostró en Vallecas, que demostró más personalidad en el centro del campo y que supo mantener la tranquilidad y la fe en sus condiciones y virtudes para liberarse del tempranero gol.

El segundo acto se inició con un Valladolid mandón y un Almería que se rompía por momentos. El tercer partido en una semana empezaba a pasar factura a los 22, y las acciones eran cada vez más producto de arreones que de juego colectivo. Era pronto para tal cosa, así que tanto Ramis como Luis César reclamaron contención y toque, por lo que el partido, mediado la hora de encuentro, empezó a convertirse en una partida de ajedrez. La salida de Juan Muñoz amenazó a Masip en un dissparo, pero el prometedor punta sevillano se apagó a renglón seguido, muy bien controlado por Olivas.

Pero la forma física del Valladolid es superior a la del Almería, y los andaluces se fueron rompiendo poco a poco y retando al Pucela a un partido de ida y vuelta. La apuesta era arriesgada, sobre todo porque los blanquivioletas tienen más calidad. Y de hecho tuvo que ser René el que abortara la mejor jugada de la tarde con una parada de lo mejor que se ha visto en mucho tiempo. El portero gaditano sacó una mano impresionante a un disparo de Mata desde dentro del área pequeña. El pichichi de la categoría recibió un balón de Hervías, se revolvió y la pegó a romper. En el 99% de los casos era gol, pero el portero está allí para algo.

La ocasión fue realmente lo que puso fin al partido, porque a partir de ese momento el Almería forzó varios corners que solventó con más problemas que menos la zaga blanquivioleta y la tángana final, con expulsión de Fidel por agredir a Salvador, solo sirvió para dejar pasar el tiempo.

Fotos

Vídeos