Real Valladolid

El Valladolid da pena en Albacete y pierde de nuevo

Óscar Plano en un momento del partido./Juanjo Valverde
Óscar Plano en un momento del partido. / Juanjo Valverde

Luis César volvió a cambiar el equipo, pero nada funciona como es debido y el Pucela nunca mereció acercarse en el marcador ante un rival simplón pero al que le bastó la calidad de Zozulia

Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISAValladolid

Otro fracaso, otro esperpento, otro partido para olvidar, un nuevo paso más hacia el fondo de la clasificación. El peor Valladolid en mucho tiempo -nada tiene que envidiar al de Garitano-, pasó por La Mancha como un grupo de futbolistas desacompasado, sin ambición y, sobre todo, desfondado y desilusionado. Nadie cree ya en el entrenador ni en el sistema ni en la propuesta ni en la idea ni en el que le acompaña. Los canteranos son un flan, los veteranos no ayudan, los que tienen el talento miran los encuentros desde el banquillo y la defensa parece por momentos una discomovida a altas horas de la madrugada. El Albacete, un equipo simplón y aguerrido, se comió a todo un exquisito, fino y goleador Pucela. Los morados marcaron porque el gol se lo marcó el rival. Ni eso fueron capaces hoy las huestes de un superado y desorientado Luis César.

2 Albacete

Tomeu; Chus Herrero, Salveljich, Gaffoor, Arroyo, Morillas, Rodríguez, Jon Erice, Susaeta (De la Hoz, min. 75), Spíndola (Vela, min 69)y Zozulia (Santana, min. 82)

1 Real Valladolid

Masip; Antoñito, Deivid (Míchel, min. 57), Calero, Motano; Borja, Luismi, Anuar; Salvador (Villalibre, min. 70), Plano (Toni Villa, min. 57), Mata

Goles:
1-0, min 19: Zozulia, de potente cabezazo. 2-0, min 64: Zozulia remata solo en el segundo palo. 2-1, min. 71: Gaffour, en propia puerta
Árbitro:
Ais Reig. Amonestó a Salvejch, Spíndola, Salvador

Dijo el miércoles Luis César que si se perdía en Albacete Luis César entrenaría el lunes. Habrá que verlo, porque por mucho que esté cumpliendo lo que se le dijo, el equipo se está viniendo abajo de una manera estrepitosa. Y urgen soluciones.

Porque el Pucela de la primera mitad fui perfectamente reconocible por sus errores en defensa, su incosnstencia en el centro del campo y su poca imaginación en ataque. Vamos, que hizo lo de siempre. Esta vez, sin embargo, las malas decisiones tácticas de Anuar y Calero provocaron que Zozulia pudiera rematar y anotar el 1-0. Y, ya se sabe, cuando el Valladolid encaja, se vuelve un flan. Y lo fue por un buen rato. Calero se equivocó varias veces seguidas sin que Deivid o Borja impusieran algo de jerarquía. Sabedor de su error en el gol, permitió que el rival le ganara la posición de manera infantil, el de Boecillo se fue un rato del partido. Los más veteranos deberían haberle hecho volver antes.

Pero ese no era el problema del Pucela. El problema del equipo está más en el fondo. Salvador solo se preocupa de protestar y tirarse -de hecho perdió un gol por estar más pendiente de forzar el penalti que por intentar llegar a un balón difícil-, Plano se identifica con su apellido y Luismi... Bueno, por allí andaba el hombre peleando y poniendo garra e intensidad.

No pintaba nada bien la cosa en el entreacto, desde luego. Y no mejoró después. Una frase puede resumir todo el partido: con 2-0, quien atacaba era el Albacete. El Valladolid no fue nada en esta segunda mitad, hasta el punto de que el gol en propia puerta de los manchegos solo dio alas... a los de casa. El Valladolid siguió como si la cosa no fuera con él. Hasta el pitido final

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos