Real Valladolid

El Valladolid suma tres en Sevilla

Mata celebra el primero de sus dos goles
Mata celebra el primero de sus dos goles / Agencia LOF

Un doblete de Mata y la solidez del centro del campo dan el primer triunfo de la temporada

Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISA

Hay una especie de regla, que dice que cuando celebras algo no ganas el partido. Y se cumplió una vez más. El Sevilla Atlético inauguraba grada, y entre fastos y placas se vio devorado en la primera mitad por un Valladolid muy serio y sólido. Tan serio que supo sacar réditos de las ocasiones y tuvo luego suficiente oficio para frenar el ímpetu de los rivales. Para que se hagan una idea: fue casi todo el partido un equipo más parecido a las segunda mitad del debut.

1 Sevilla Atlético

J.A. Caro, Carmona, Konyk (Aburjania, min. 45), Á. Muñoz, Matos, Fede S.E, Yan (Mena, min. 74), Pozo, M. Gual, Curro (Boutobba, min. 66)y C. Fernández

2 Real Valladolid

Masip, Antoñito, Guitián, Deivid, Nacho, Luismi, Borja, Hervías, Cotán (Michel min. 62) Iban (Óscar Plano, min. 57) y Mata (Villalibre, min. 73)

Goles
0-1. Min 21: Mata en jugada individual, 0-2, min. 40: Mata, de nuevo, de tiro cruzado. 1-2, min. 47: Carlos Fernández, de penalti cometido por Luismi
Árbitro
Pizarro Gómez.. Amonestó a Guitián (min. 25), a Carlos Fernández, a Becerra (ambos en el 31), Salvador (min. 45), Borja (min. 48), Luismi (min. 84)

Salió el Valladolid en Sevilla mucho más centrado que la semana anterior. El centro del campo formado por Borja, Cotán y Luismi, pese a la intermitencia del segundo, se hizo pronto con el control. Y de ese dominio y superioridad empezó a nacer el juego blanquivioleta. Tanto, que a los 20 minutos, y cuando nada serio había pasado aún, un robo de balón y una diagonal de Borja sobre un solitario Mata lo convirtió el ariete en el primer gol. Lo que se negó con obstinación ante el Barcelona B, se logró casi que a la primera en la orilla del Guadalquivir. Cosas del fútbol

El gol dio tranquilidad y poso al Valladolid, que empezó a robar en zonas peligrosas y a combinar con acierto por ambas bandas. La profundidad de Nacho y Antoñito, muy bien secundados en los apoyos por Hervías y Salvador, era un sudoku irresoluble para la zaga local. Tan complicado, que un grandioso pase de Iban sobre Antoñito permitió, después de dos fallos, mostrar a Mata su calidad de delantero y batir a un sorprendido Caro. Minuto 40, 0-2. Lo soñado y deseado para irse al descanso, previa gran parada de Masip para aguantar el resultado.

Un resultado que peligró en el arranque de la segunda mitad, cuando un estúpido penalti de Luismi despertó el ardor de los filiales. Pero el oficio del Valladolid terminó imponiéndose y domeñando a los cachorros de Nervión. La labor de Borja y Luismi fue, de nuevo vital, con el apoyo de los cambios de Luis César, que dio entrada a Míchel y a Villalibre para aprovechar los huecos del rival. Y lo lograron, aunque luego la puntería fallase.

Fotos

Vídeos