Fútbol | Primera División

Más de 1.000 aficionados demuestran en los Anexos su apoyo incondicional al Real Valladolid

Los aficionados del Real Valladolid abarrotan la grada de los Anexos tras una pancarta de protesta contra las decisiones arbitrales. / A. Mingueza

Los seguidores blanquivioletas animaron a los suyos durante todo el entrenamiento después de empezar su concentración protestando contra las decisiones arbitrales

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

A cuatro días del partido entre Real Valladolid y Athletic de Bilbao (domingo, Nuevo José Zorrilla, 18:30 horas) que puede definir el futuro inmediato de los pucelanos, los jugadores recibieron una auténtica descarga de cariño por parte de los más de mil aficionados que se congregaron esta mañana en los Anexos para presenciar el entrenamiento.

La Federación de Peñas convocó a los seguidores blanquivioletas aprovechando el día festivo y la respuesta fue multitudinaria, en una jornada en la que además de los ánimos a los deportistas, los protagonistas fueron los niños y las familias que se acercaron a ver de cerca a sus ídolos futbolísticos.

La mañana arrancó con cánticos de «por mucho que os duela, nos vamos a salvar», como podía leerse en una de las pancartas desplegadas, y después todos se olvidaron de las quejas para mostrar su apoyo incondicional bajo gritos de «Pucela, Pucela» o el ya clásico «orgullosos de nuestros jugadores».

«La plantilla está muy implicada y la afición con ellos, y eso se nota» José Antonio Pérez, presidente de la Federación de Peñas del Real Valladolid

Ante esta masiva respuesta, el presidente de la Federación de Peñas del Real Valladolid, José Antonio Pérez, se mostraba a pie de grada, «contento» por el número de personas que se habían concentrado junto al campo de entrenamiento. «Ha acudido mucha gente al ser día festivo y para demostrar la importancia de los tres partidos que quedan y que la gente está comprometida con el club«, aseguraba Pérez, convencido de que es momento de »defender lo nuestro« y satisfecho al ver que »la plantilla está muy implicada y la afición con ellos, y eso se nota«.

Después de finalizar la sesión de trabajo, en la que Sergio contó con 24 jugadores (20 de la primera plantilla más Samu Pérez, Salisu, Miguel de la Fuente y Kike Pérez, del filial) y en la que por primera vez en varias semanas se pudo ver a Stiven Plaza realizando ejercicios sobre el césped, la grada cantó el cumpleaños feliz a Rubén Alcaraz (que hoy cumple 28 años) y después solicitó las fotos y los autógrafos de los suyos, que respondieron al cariño quedándose durante más de media hora junto a los aficionados.

«Son un punto extra, un jugador extra»

Después del entrenamiento compareció en sala de prensa Enes Ünal, que no dudó en asegurar que el apoyo de los seguidores es «muy importante» porque a su juicio son «un punto extra, un jugador extra».

Seguro de que está en su mejor momento desde que llegó a Valladolid, el delantero turco valoró positivamente su nuevo rol junto a Sergi Guardiola en la punta de ataque, al que consideró «un gran jugador».

Lejos de intentar hacer cuentas por la permanencia, Ünal apostó por ganar los tres partidos que quedan y olvidarse de los resultados del resto de equipos.