2019, el Real Valladolid va a por ti

El autor del artículo formula su particular carta a los Reyes Magos

2019, el Real Valladolid va a por ti
Fotolia
JUAN ÁNGEL MÉNDEZ

El año 2018 ya está abrochado y reluciente en la estantería donde habitan los años dorados del club. El ejercicio recién despedido ha resucitado la pasión por el fútbol en la ciudad, pero ya es historia. Y el pasado solo sirve para alimentar egos o angustiar corazones, no suma puntos ni mete goles. Me imagino a Sergio en su despacho, concentrado delante de un folio en blanco, antes de escribir su lista de deseos para 2019. Entiendo que pedirá la permanencia por encima de todo, aunque sea en el último segundo y de penalti injusto.

Yo también me he visto en la misma tesitura y he rellenado mi carta a los Reyes. Como en la del míster, el hilo conductor es la continuidad en Primera, condición indispensable para que el futuro sea dorado y no ocre. A partir de esta premisa, al cuadro castellano le hacen falta unos cuantos argumentos para embolsar el objetivo.

Comienzo. Queridos Reyes Magos. En primer lugar, me gustaría un delantero que remate con tino. Ya sé que es el bien más caro y que Gómez está registrando todos los escaparates, pero es la única ruta hacia el paraíso. Mi segundo deseo es que el mismo mercado nos deje vivir tranquilos y no haya salidas de futbolistas clave. Es un anhelo que también aparece en la misiva de Sergio, cuya intranquilidad sobre el futuro de Calero me inquieta.

Me gustaría también que el vestuario no pierda la unidad y nadie deje de creer en las ideas de Sergio, que ha demostrado con hechos que su cuaderno tiene los renglones impecables. Esto servirá para mantener la solidaridad, el fútbol coral, el dibujo bien prieto y la mente despejada para que las transiciones ofensivas nunca pierdan frescura. Aquí no reclamo nada nuevo, solo que las camisetas blanquivioletas se sigan multiplicando sobre el césped ante cualquier oponente. Y que al Pucela le piten algún penalti a favor. Es importante. El VAR os lo regalo hasta que pierda subjetividad.

En los despachos, le reclamo a Ronaldo que siga exportando el escudo del club para que el retorno en imagen se transforme pronto en euros, que representan la gasolina que necesita Gómez para acudir a la planta noble del bazar y no a la de los saldos. Y si los ceros no llegan a la cuenta corriente, que el dueño de la entidad adelante algo de liquidez antes de que la permanencia termine de apuntalar la caja.

Por último, a la hinchada le suplico que mantenga viva la llama y nunca deje de creer. Es el camino para que el club se asiente definitivamente en Primera y pierda de vista el abismo del descenso. Ver a 2.000 personas en las gradas de Los Anexos en la vuelta al trabajo del cuadro blanquivioleta me aporta una felicidad enorme, es una muestra de unión, la que brilla sobre el verde y que cada día suma más gargantas en la tribuna. Juntos todo resulta más sencillo. En vuestra mano lo dejo, Majestades.

 

Fotos

Vídeos