Fútbol | Primera División

Los aficionados del Real Valladolid agotan las entradas disponibles para el partido de Leganés

Decenas de aficionados hicieron cola junto a la puerta 3 del Nuevo José Zorrilla para hacerse con una de las localidades disponibles para Butarque. /G. Villamil
Decenas de aficionados hicieron cola junto a la puerta 3 del Nuevo José Zorrilla para hacerse con una de las localidades disponibles para Butarque. / G. Villamil

La Federación de Peñas solicitará más localidades al conjunto pepinero ante la enorme demanda

El Norte
EL NORTEValladolid

El jueves de la semana que viene (20:30 horas) el Real Valladolid visita al Leganés en el Estadio Municipal de Butarque en partido correspondiente a la 29ª jornada de LaLiga y ayer se aseguró de contar en el municipio madrileño con el apoyo decidido de sus seguidores.

La Federación de Peñas sacó a la venta las 236 entradas remitidas por el club pepinero para la afición pucelana, que las agotó en poco más de una hora ocupando de paso tres autobuses que partirán desde Valladolid el día del partido a las 16:00 horas y regresarán después de que termine el choque.

La respuesta de los seguidores del equipo fue ayer más que contundente, con largas cosas desde mucho antes de que se abriera la taquilla para despachar los tiques y, ante este aluvión, la Federación de Peñas ha anunciado que solicitará al Leganés más entradas para dar así respuesta a la gran demanda que se puso de manifiesto ayer.

Mientras tanto, la propia Federación ha informado a través de su página web de cómo los aficionados que lo deseen pueden adquirir entradas cerca de la zona en la que estará ubicada la afición blanquivioleta en Butarque, aprovechando la tienda 'on line' del conjunto madrileño. La expedición blanquivioleta verá el partido desde la esquina del fondo sur más cercana a la tribuna y ahí el precio de los tiques es de 15 euros.

En Valladolid las entradas se han despachado al precio de 25 euros en el caso de las que se vendían sueltas, mientras que las que incluían viaje variaban entre los 35 y los 45 euros, en función de si el que las adquiría era peñista, abonado o ninguna de las dos cosas.