Fútbol | Primera División

Alcaraz reconoce que no ha dormido tras la derrota del Real Valladolid ante el Madrid

Rubén Alcaraz sufre una entrada de Reguilón en el partido frente al Real Madrid./G.Villamil
Rubén Alcaraz sufre una entrada de Reguilón en el partido frente al Real Madrid. / G.Villamil

El jugador, que ayer falló su segundo penalti de la temporada, no quiso excusarse y reconoció que fue un «error por su parte»

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Día de caras largas en los Anexos después de la amarga derrota cosechada por el Real Valladolid frente al Real Madrid (1-4), en un choque en el que los pucelanos de nuevo fallaron un penalti, esta vez lanzado por Rubén Alcaraz que ya había marrado otro en Copa del Rey.

El propio futbolista catalán fue el encargado de hablar hoy en rueda de prensa tras el entrenamiento para analizar lo sucedido y no quiso poner paños calientes a la pena máxima que lanzó por encima de la portería de Courtois. «Estoy jodido por mi error. Estaba convencido de que lo iba a meter y por eso cogí la responsabilidad. Lo fallé pero volvería a lanzarlo si lo requiere así el equipo y el entrenador», aseguró el centrocampista, que, dijo, no puede »justificar mucho ese penalti y sí reconocer que fue un error».

Alcaraz, que relató que no había dormido «dándole vueltas al partido», confesó que se trataba de una pena máxima en la que llevaba «días pensando». «Es un penalti que he soñado tirarlo toda mi vida contra el Real Madrid y con la afición y con un equipo que sabía la importancia que tenía y lo he fallado», repitió sin ambages.

Sabedor de que el Real Valladolid «hace buen juego pero está cometiendo errores individuales en las áreas», consideró el futbolista que «cuando el equipo cambie ese chip empezarán a llegar los resultados», pero debe de hacerlo ya «porque el margen de error se esta agotando». «Ojalá dejemos ya los tópicos y lo solucionemos», remató.

Un entrenamiento con muchas ausencias

El Real Valladolid se entrenó ayer en los Anexos tan solo doce horas después de que terminase el partido contra el Real Madrid. En la sesión no estuvieron presentes los lesionados Toni Villa, Luismi, Borja y Stiven Plaza (a los que se unió Yoel en la enfermería, con una contusión desde el entrenamiento del pasado sábado) ni Kiko Olivas, Joaquín, Anuar y Nacho; los tres últimos titulares ayer y el primero descartado por Sergio tras sufrir problemas estomacales la pasada semana.

El equipo regresará el miércoles al trabajo tras disfrutar mañana martes de una jornada de descanso.