Antoñito: «La familia va el domingo con el Valladolid, lo único que me han dicho es que no haga daño a Joaquín»

Antoñito intenta frenar a un jugador del Huesca. /R. Gómez
Antoñito intenta frenar a un jugador del Huesca. / R. Gómez

El jugador andaluz, que ha salido vencedor en los tres partidos que ha jugado este año con el Real Valladolid, celebrará si marca pese a tener familia bética

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

No tendrá ningún problema en celebrar el gol en el Benito Villamarín Antoñito que, pese a proceder de familia bética, tiene muy claro cuáles son sus colores el domingo. El año que lleva en Valladolid, asegura, le ha calado hondo. «Por supuesto que lo celebraré. Me debo a la afición del Valladolid. Un cachito de mi corazón es del Pucela, me han tratado muy bien en el año que llevo aquí y es el equipo que tengo que defender», ha asegurado después del entrenamiento, apuntando con su gracejo andaluz que también los suyos, que estarán en la grada, vestirán de blanquivioleta el domingo. «¡El domingo van con el Valladolid que es quien me da de comer! Lo único que me han dicho es que no haga daño a Joaquín», añadió entre risas.

Antonio Jesús Regal Angulo (Sevilla, 1987) presenta, además, una estadística cuando menos curiosa por su condición de invicto. Tres partidos ha jugado en Primera División y los tres se han saldado con victoria (129 minutos en total). «Ojalá que tenga minutos y el domingo sean cuatro de cuatro. Trabajo todos los días para ser titular o al menos tener minutos, pero el míster es el que decide, sabe que estoy a disposición para cuando me necesite», comenta el extremo reconvertido en los últimos años a lateral derecho. Una situación que no ha condicionado al propio Antoñito, según explica. «Casi siempre he jugado de extremo, salvo estos últimos cinco años. Y es verdad que cuesta un poco volver a acostumbrarme a esa posición y que al principio estaba un poco perdido, pero con los minutos que me está dando el míster voy cogiendo el tono».

El jugador andaluz señala que, pese a la buena racha en la que se encontraba el equipo, el parón ha venido bien para descansar y recuperarse físcia y mentalmente. «Es verdad que cuando un equipo está lanzado quiere seguir jugando, pero mentalmente y para las piernas sienta bien descansar. Creo que el equipo está físicamente bien y mentalmente mejor todavía, estamos en una buena dinámica y esperemos que siga mucho tiempo».

Sobre el rival, al que conoce bien por el contacto que sigue teniendo con su tierra y con amigos béticos, reconoce el buen momento que atraviesa. «Con balón es de lo mejor de España. Domina bien la faceta ofensiva pero no están llegando bien a rematar. No culminan todas las jugadas y nosotros estamos bien defensivamente. Ellos te dominan mucho, pero nosotros fuera de casa tenemos una buena línea defensivamente», afirma, cosnciente de que puede ser un partido con pocos goles que se decida por detalles. «Si es un 0-1 me conformo. Es un rival que va a obligarte mucho porque le gusta tener el balón, pero nosotros estamos dispuestos a saber sufrir».

El entrenamiento se ha desarrollado sin incidentes, ya con el técnico Sergio González al frente y con Óscar Plano y Keko trabajando al margen del resto de la plantilla.