El Ayuntamiento reprocha al club que no haya presentado ningún proyecto redactado

Óscar Puente habla del proyecto ante la atenta mirada de Ronaldo. /Villamil
Óscar Puente habla del proyecto ante la atenta mirada de Ronaldo. / Villamil

A tres semanas de concluir la liga no hay un solo plano de eliminación del foso, tampoco petición de licencia, ni estudio y anteproyecto de la Ciudad Deportiva

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El Ayuntamiento reprocha a los responsables del Real Valladolid que no hayan presentado ningún proyecto redactado ni documento alguno de todas cuantas iniciativas se han anunciado desde la llegada de Ronaldo Nazário a la presidencia. En todo ese tiempo, siete meses, el abanico de proyectos lanzados va desde la reforma del estadio, hasta su compra, la supresión del foso, y construcción de una Ciudad Deportiva en dos sedes (Anexos y Pinar de Jalón), así como una serie de obras de mantenimiento pendientes de acometer. En este sentido sí está realizado y presentado el proyecto de mantenimiento de las torres de alumbrado, «absolutamente necesario», según se apunta desde el consistorio, «pero no se ha llevado a cabo».

Las relaciones entre el Ayuntamiento y el club, estancadas desde hace varias semanas, han terminado de enfriarse a raíz del último cruce de declaraciones realizadas por el jefe de gabinete de presidencia, David Espinar, y el alcalde Óscar Puente en la cadena Ser. El primero deslizó el pasado jueves la posibilidad de buscar suelo en la provincia para construir otro estadio si no se aceleran los trámites para la venta de Zorrilla, y sus palabras no han tardado en encontrar respuesta por parte de Puente. «No voy a consentir chantajes ni de Ronaldo ni de Michael Jordan ni de nadie. Se está entrando a hacer política porque no me parece inocente que se diga esto 30 días antes de unas elecciones municipales, que lo que parecen decir es que o cedes ante lo que planteo, o me voy», ha declarado en la Ser. En este sentido, el alcalde asegura que el ayuntamiento ha trabajado desde el primer día en beneficio del club «haciendo lo que se puede y según los márgenes que marcan las leyes y normativas y al ritmo que eso te permite».

En su relato de los hechos, Puente lamenta que en junio se anunciara la remodelación del estadio, para la que se preveía una inversión de 20 millones de euros, de los que 5 serían aportados por el Ayuntamiento, y que con la llegada de Ronaldo se disparara a 40 millones de gasto, «que el club plantea que los ponga el ayuntamiento o que se buscara financiación».

En este sentido, desde el ayuntamiento se recuerda que para poder acometer esta ambiciosa reforma es necesario presentar un proyecto y solicitar una licencia que no se ha hecho por parte del club, «pese a tener respuesta por nuestra parte desde el 15 de marzo». Tampoco se ha presentado, apuntan, para el proyecto de la Ciudad Deportiva.

Y en cuanto a la venta del estadio, el alcalde señala que «es necesaria una valoración, vinculante, puesto que es un bien público, y se contrató a una empresa, que aun no ha terminado el estudio». A este respecto, ha espetado que «esto no es una república bananera, aquí las cosas no se cierran en la mesa de un restaurante. Se cierran en los despachos, con luz y taquígrafos y con los procedimientos legales establecidos, y llevan los ritmos que llevan».

En opinión del alcalde, el ayuntamiento nunca se ha cerrado a aportar dinero ni a colaborar en lo que se pueda, dentro del límite que marca la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y advirtió de que podían «haber arrancado el compromiso de otras administraciones, como ha hecho el Athletic de Bilbao con San Mamés».

«No quiero guerras, pero tampoco que nadie me ponga el cuchillo en el cuello», concluyó Puente, quien aseguró haber hablado vía 'whatsapp' con David Espinar, quien no ha querido dar su versión de los hechos a este diario, aclarar su postura ni contestar al alcalde.