Fútbol | Primera División

Baile de nombres en el entrenamiento del Real Valladolid a dos días de Leganés

Borja controla el balón durante un entrenamiento anterior. /G. Villamil
Borja controla el balón durante un entrenamiento anterior. / G. Villamil

Borja regresó al trabajo con el resto del grupo mientras que Cop abandonó la sesión cin molestias y Calero y Ünal no saltaron al césped por segundo día consecutivo

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid se encuentra inmerso en una exigente semana con tres choques oficiales en ocho días y a dos jornadas de afrontar el segundo de ellos (frente al Leganés en Butarque, el jueves a las 20:30 horas) aún no se ha entrenado con su plantilla al completo.

Noticias relacionadas

En la sesión de esta mañana han vuelto a estar ausentes tanto Enes Ünal como Fernando Calero. El primero de ellos no completó la sesión de trabajo del lunes y el club ha anunciado que en la del martes tanto él como su compañero de Boecillo han disfrutado de un descanso programado. Además, Duje Cop, que sí que partició en el trabajo con el resto del grupo desde el comienzo, se tuvo que retirar del entrenamiento cuando este no había concluido por unas molestias musculares.

La buena noticia ha sido la presencia de Borja, ejercitándose al mismo ritmo que el resto de la plantilla, algo que no hacía desde que se lesionó en el RCDE Stadium el 2 de marzo.

En Leganés no podrán jugar ni Enes Ünal ni Anuar, por sanción, y aún no se ha confirmado el alta de Borja Fernández, que sigue oficialmente ocupando un puesto en la enfermería junto a Stiven Plaza, Toni Villa, Luismi y Pablo Hervías. A falta de cómo evolucione Duje Cop, en la sesión de trabajo del equipo estuvieron presentes los centrales del filial Salisu y Mario, el lateral derecho Apa y los delanteros Miguel y Pedrosa, lo que permitió a Sergio poner en marcha un partidillo de once contra once con el que terminó la jornada de trabajo.

«No hemos sabido jugar con la presión en los partidos de casa»

Keko Gontán, autor del gol del Real Valladolid ante la Real Sociedad el pasado domingo, atendió a los medios de comunicación tras la sesión de preparación del Real Valladolid y reconoció que al equipo le cuesta unir el hecho de disputar los partidos en casa y centrarse en defender, algo que le está ofreciendo resultados lejos de Zorrilla. «No estamos sabiendo vivir con esa ansiedad. El otro día estábamos haciendo el mismo partido que los que hemos hecho fuera de casa y en cuanto hemos despejado dos balones o no hemos tenido el balón durante diez minutos, fuera de casa no pasa nada y aquí si que era como que no estábamos haciendo las cosas bien y no hemos sabido cómo vivir con ello. No vamos a echarle la culpa a nadie porque la responsabilidad es únicamente nuestra«, relató el extremo madrileño.

A su juicio, el equipo ha sido capaz de «limpiar la cabeza» tras el empate ante el conjunto vasco tras el gol anulado a Kiko Olivas por el VAR, pero sí que los jugadores se sienten algo atenazados por la posición en la Liga que ocupan. «No jugamos con la misma soltura que un equipo que tenga cuarenta puntos. Quizá eso también nos venga bien para estar más tensionados y ganarle en esa faceta al Leganés, que a lo mejor es lo que puede hacer la diferencia en el partido«, aseguró. Igualmente, animó Keko a los suyos a ganar, porque «ningún equipo se va a salvar con 30, 33 ni 34 puntos».

.