El balance de la primera vuelta del real Valladolid

El autor analiza la temporada del Pucela una vez alcanzado el ecuador de la liga

Stuani y Calero en el primer partido de liga, en Montilivi./Alejandro García-EFE
Stuani y Calero en el primer partido de liga, en Montilivi. / Alejandro García-EFE
TONY POLA

Termina la primera vuelta de la Liga y el Real Valladolid se sitúa fuera de la zona de descenso, aunque a tan solo tres puntos de las plazas que queman. El técnico blanquivioleta, al que muchos agradecemos que haga tanto con tan poco, ha calificado de notable la primera mitad de la competición, aunque a algunos nos queda una sensación agridulce por cómo se han alcanzado esas 22 unidades. Está claro que el equipo ha ido de más a menos y los datos dicen que en los últimos diez encuentros hemos obtenido tan solo una victoria. Se han realizado buenos partidos ante conjuntos como Barça, Real Madrid o Sevilla (en los que no se sumó) y hemos conseguido puntuar en estadios de postín, al tiempo que en casa perdíamos ante rivales directos.

Está claro que todos habríamos firmado al inicio de temporada estar con los mismos puntos que, por ejemplo, el Athletic o tener el doble de botín que otro recién ascendido como el Huesca, pero las últimas jornadas nos dejan algunas dudas.

A nivel de actitud, no hay nada que reprochar. Los de Sergio pelean cada partido y siempre dan la cara. En defensa hombres como Calero u Olivas se han asentado y el Pucela encaja poco. En lo que respecta al ataque, ahí reside uno de los defectos del equipo, se echa en falta a alguien que cree y a otro hombre que defina.

La primera vuelta nos deja a un equipo en el que han destacado varios canteranos y algunos fichajes como Alcaraz, pero también algunos fracasos como el rendimiento de Ivi o Cop. La segunda vuelta servirá para comprobar si gente como Verde (esperemos que no sea solo un jugador de fogonazos), Suárez o Plaza pueden aportar, a falta de que llegue más gente para la zona ofensiva.

Esta primera vuelta, sin embargo, será recordada por todos como la de la llegada de Ronaldo. El brasileño tiene ante sí su primer gran reto en el club, de cara al mercado invernal. Seguramente merezca la pena inyectar algo de liquidez para fichar ahora y tratar de permanecer en Primera, para después ir mejorando las cuestiones extradeportivas.

Ya tenemos 22 puntos, conseguidos con coraje, mucha defensa y poco gol. 22 unidades que son media salvación, pero que, vista la evolución del equipo, no pueden traducirse en relajación. Toca seguir remando en la misma dirección y que el VAR tenga piedad de nosotros.

 

Fotos

Vídeos