Borja, jugador del Real Valladolid, detenido por una presunta trama de apuestas deportivas

Borja Fernández, en su despedida como jugador profesional el pasado 17 de mayo. / Alberto Mingueza

Al blanquivioleta, que acaba de anunciar su retirada, se le imputa corrupción y blanqueo de capitales

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Policía Nacional ha detenido a varios presuntos miembros de una organización dedicada al amaño de partidos de fútbol de Primera y Segunda División para obtener beneficios en apuestas deportivas.

Fuentes policiales aseguran que en la operación han sido apresados varios futbolistas, entre ellos el jugador del Real Valladolid Borja Fernández, quien anunció su retirada al término de la presente temporada.

Más información

Junto al blanquivioleta, también han sido detenidos el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo, supuesto cabecilla; Carlos Aranda, exjugador de varios equipos de Primera División; Samuel Saiz Alonso, jugador del Getafe, e Íñigo López Montaña, jugador del Deportivo de La Coruña y exjugador del Huesca.

Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, y Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe de los servicios médicos del mismo club, también han sido detenidos. Se les imputa corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.

El Huesca-Nástic de la temporada pasada es el partido de la sospecha. Entró tanto dinero en las casas de apuestas pronosticando la victoria del Nàstic (0-1) que la cuota marcó un mínimo histórico para un equipo visitante

Borja Fernández anunció su retirada el pasado 17 de mayo a la edad de 38 años, después de 18 temporadas como profesional, siete de ellas en Valladolid. El futbolista aseguró el día de su adiós que continuará ligado al club pucelano en un puesto que aún no se ha determinado.

La última actividad pública del futbolista la registró el propio jugador en su cuenta de instagram en la jornada del lunes, en un popular restaurante de la capital vallisoletana.

El origen de la investigación

El origen de la investigación es un partido de la jornada 41 de la Liga 1,2,3 que disputaron en mayo de 2018 el Huesca y el Nástic. El partido acabó con victoria para el equipo catalán, que dio un paso decisivo para su salvación ante un Huesca que ya se había ganado el ascenso de categoría, en una jornada en la que el Real Valladolid perdió 3-2 en La Romareda ante el Real Zaragoza con Borja como titular.

La Liga presentó una denuncia al respecto que ha desencadenado la 'Operación Oikos', en virtud de la que se están realizando entradas y registros en diferentes puntos de la geografía nacional.

La investigación ha permitido corroborar que los investigados alcanzaron acuerdos con diferentes jugadores para «amañar» al menos tres partidos, correspondientes a la Primera, Segunda y Tercera división, respectivamente. El amaño relativo a la tercera división resultó infructuoso, comprometiéndose los jugadores implicados en compensar las pérdidas realizando otro en el futuro. Uno de los amaños, el correspondiente a la segunda división, tuvo una fuerte incidencia en las apuestas, registrando las casas de un volumen de dinero hasta 14 veces más elevado al normal para esta división.

La investigación la ha desarrollado la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Durante los meses que ha durado la investigación se ha contado con la colaboración activa de Europol, la Dirección General de Ordenación de Juego y La Liga de Futbol Profesional.