Bonito empate entre Real Valladolid y Eibar

Cuando no puedes ganar, no pierdas y haz de la necesidad virtud, resume en su artículo el exentrenador del Real Valladolid

Bonito empate entre Real Valladolid y Eibar
JAVIER YEPES

La de ayer fue la cara B del Real Valladolid, la imagen no conocida de un equipo superado en el juego durante muchos minutos por un Eibar intenso que falló sus ocasiones y se tuvo que acabar conformando con el punto obtenido.

Sin embargo, y a diferencia de no hace mucho, esa madurez de la que venimos hablando a lo largo de estas últimas semanas le permitió no desperdiciar el punto que el equipo vasco nos había regalado a base desaciertos ofensivos.

Ayer el equipo sufrió mas de lo deseado porque no era capaz de imponer ese ritmo cadencioso de pases de seguridad que le permiten avanzar y desplegarse en el campo de forma armónica hasta llegar a posiciones de remate.

Enfrente, los jugadores de Mendilibar presionaban lo indecible, luchaban cada balón y hacían de la incomodidad para el contrario su arma favorita.

Un centro del campo con el argentino Escalante, el senegalés Diop y exvallisoletano Jordán se mostraba superior durante la práctica totalidad del encuentro, al opuesto por nuestro equipo y por ahí se nos fueron al garete las apuestas de juego.

En fútbol ocurre que a veces no se puede jugar con tu ritmo y tus mismas armas cuando el contario te las contraresta facilmente. Entonces, hay que correr más y pegar mas en largo, obviar detalles técnicos de nivel y pasar al modo lucha directa para intentar equipararte al contrario. ¿Qué eso puede parecer una renuncia explicita a tu estilo? Pues si, pero... ¿y qué?

El partido es algo que tu programas y que el contario a veces te lo desmonta. Y es ahí donde se tiene que entender que es obligado hacer otras cosas no habituales, y que a modo de disfraz hay que sacar del baúl si queremos continuar la representación con éxito.

Al equipo le costaba un mundo superar la línea de presión, Mendi es maestro en este arte, y el equipo empezó a fallar en la entrega del balón a su paso por el medio campo. El Eibar estaba cómodo, confiado... y fallón en el remate; y el Pucela desorientado, encogido...y fallón en la creación. O sea, empate.

A mi modo de ver, Suarez es mas práctico en la banda y Plano, que ha vuelto de nuevo intenso, lo mismo. Dicho lo cual, y aún a fuerza de repetirme, yo sigo viendo a Toni en la zona del diez y donde la calidad desatasca la espesura en el trabajo.

No se, ahora que Míchel ejerce de faro que guia el inicio y la transición del juego, si alguien le ha preguntado donde prefiere ver ubicado al chaval y si Alcaraz secunda la idea de tenerle mas bien cerca que lejos a la hora de decirle «¡toma la pelota y acábalo!».

Mientras vamos ajustando las cosas, veo mejor cada día, aunque desasistido a Ünal, y contemplo un equipo cada vez mas maduro que en los días malos no pierde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos