Fútbol | Primera División

Borja cree que el Real Valladolid está con los jugadores y trabaja para mostrar su enfado

Los jugadores del Real Valladolid en una imagen de archivo; Enes Ünal, a la izquierda de la foto, no se entrenó hoy con el resto del grupo./Rodrigo Jiménez
Los jugadores del Real Valladolid en una imagen de archivo; Enes Ünal, a la izquierda de la foto, no se entrenó hoy con el resto del grupo. / Rodrigo Jiménez

El equipo blanquivioleta se entrenó a primera hora de la tarde a su llegada de Valencia antes de descansar hasta el miércoles

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid entrenó hoy en horario poco común (desde las 14:00 horas) a su llegada de Valencia, donde jugó ayer contra el Levante.

El conjunto de Sergio, que el martes disfrutará de jornada de descanso, se ejercitó durante cerca de hora y media en una sesión en la que los titulares y Salisu, que jugó los noventa minutos con el Promesas, realizaron varios rondos y estiramientos y el resto de jugadores del equipo entrenaron más duro con juegos de posesión de la pelota, disparos a portería y un partidillo final.

Entre los que se ejercitaron no estuvieron ni Ivi ni Enes Ünal, que sí que saltaron al campo para escuchar la charla previa de Sergio pero después se retiraron al interior de las instalaciones blanquivioletas. Según el club, el extremo madrileño sufre molestias físicas desde hace varios días, mientras que el turco no se ejercitó junto a los demás por precaución. Stiven Plaza sí que completó el entrenamiento con el grueso del conjunto.

«El club cree que tiene que moverse de una manera. Si es suficiente o no.. Ya lo veremos»

Borja Fernández, que ayer se mostró muy crítico en sus redes sociales con lo sucedido en el Ciudad de Valencia tras el gol de Óscar Plano que terminó siendo anulado, atendió a los medios de comunicación para reconocer que el equipo está «fastidiado por lo que están viendo». «Sabemos que la labor de los árbitros es difícil, pero esperábamos que con el VAR se solucionasen muchas cosas este año», aseguró. «Nos vemos siempre perjudicados, siempre hay alguna cosa que va en contra nuestra, pero el equipo está con ganas de que llegue el siguiente partido para poder seguir luchando y haciendo las cosas bien y poder sacar puntos«.

Cuestionado sobre la actuación de los dirigentes de la entidad blanquivoleta tras las polémicas con el videoarbitraje que tanto han afectado a la marcha pucelana, el mediocentro gallego aseguró que aunque «el club igual no se está pronunciando públicamente, sí que está con nosotros [en referencia a los jugadores] y está trabajando de alguna manera para mostrar el enfado que tenemos todos. También está con la mosca detrás de la oreja y ha movido sus fichas«, relató.

«El club cree que tiene que moverse de una manera y si es suficiente o no.. Ya lo veremos. Esperemos que por lo menos no nos sigan perjudicando como ahora«.