El buen arbitraje que recibió el Real Valladolid

Impecable y sin errores, asaí vio nuestro analista la actuación de Sánchez Martínez

Los jugadores pucelanos celebran el primer gol. /
Los jugadores pucelanos celebran el primer gol.
JUAN CARLOS ALONSOValladolid

Por cuarta vez esta temporada se encontraba el Real Valladolid con el excelente árbitro murciano Sánchez Martínez, que posiblemente al final de temporada consiga el trofeo Vicente Acebedo que distingue al mejor colegiado. El partido fue sencillo de dirigir debido a la corrección con la que se emplearon los contendientes.

El internacional acertó en la decisión más que importante que tuvo que tomar, cuando decretó penalti en un derribo de Ba sobre Guardiola cuando el delantero se internaba en él área de meta. El rayista se tiró al suelo y golpeó primero la pierna derecha y luego la izquierda del pucelano antes de quedarse con el balón. El VAR revisó la posición de partida del delantero que lo hacía en posición correcta.

Aplicó la ventaja en un agarrón sobre Míchel que se cometió fuera del área al quedar el balón franco a Ünal en la frontal para poder disparar. La mejor opción hubiera sido señalar la falta.

Estuvo muy bien tanto técnic como disciplinariamente. Midió de forma adecuada los contactos, con ello tuvo un acierto casi pleno en las sanciones que adoptó. Mandó repetir un libre indirecto al tocar el balón un jugador rayista antes de salir del área de penalti.

En definitiva, otro gran arbitraje de Sánchez Martínez que gracias a mantener el Pucela la categoría, seguiremos viendo la temporada venidera a estos árbitros de alto nivel en sus partidos.