Las otras camisetas que vestirá el Valladolid en el tramo final de liga

Las otras camisetas que vestirá el Valladolid en el tramo final de liga
Gabriel Villamil

El calendario depara siete partidos entre rivales directos en la lucha por eludir el descenso

LUIS MIGUEL DE PABLOS

Hay argumentos incontestables que no se pueden eliminar de la ecuación por más que se quiera. Uno de ellos nos recuerda que si hoy mismo se diera por concluida la competición, el Valladolid habría esquivado el precipicio y estaría matemáticamente salvado. También los hay en el otro extremo, y advierten de que el equipo de Sergio González es el segundo peor de 2019 con un deprimente bagaje de una victoria y dos empates en las diez últimas jornadas. Solo el Celta empeora sus números, en un tramo en el que Villarreal y Rayo Vallecano han sumado 10 puntos cada uno y el Huesca ha asomado la cabeza hasta alcanzar los 14 después de estar prácticamente desahuciado. Son las dos caras de una misma moneda que seguirá dando vueltas hasta el próximo 19 de mayo, y que pondrá a prueba la fortaleza mental de todos los implicados en la zona baja de la clasificación. Todos ellos pendientes de uno mismo, pero también de lo que pueda deparar a los compañeros de viaje en la carrera por la permanencia.

Pendientes de un necesario cambio de dinámica, y pese a haber sumado un solo punto de los 18 últimos en juego, los de Sergio pueden presumir de partir con ventaja frente a Villarreal, Celta de Vigo, Rayo Vallecano y Huesca en la liga de 11 jornadas que comienza este fin de semana.

El Rayo es el único que debe jugar ante cuatro rivales directos: Villarreal, Huesca, Real Valladolid y Celta

Con esos cuarenta últimos días como referencia, el Real Valladolid depende de sí mismo pero también vestirá muchas otras camisetas en este tramo final de liga. Sin ser garantía de nada, su calendario es uno de los más benévolos. No solo jugará seis de los once partidos como local –como el Huesca– sino que ha dejado atrás ya a los dos transatlánticos de la competición, FC Barcelona y Real Madrid, que sin embargo sí tendrán que pasar todavía por la puerta de Celta, Villarreal y Huesca. En este sentido es el club vigués el que peor le pinta el panorama si nos guiamos por los méritos de la clasificación, ya que aún tiene que medirse a Real Madrid, Atlético de Madrid y Barcelona.

Coeficientes particulares

Con un punto de los últimos quince en juego, el equipo de Fran Escribá será este fin de semana invitado de excepción en la vuelta de Zidane al banquillo del Bernabéu, y después tendrá por delante cinco partidos en Balaídos y salidas tan delicadas como la del Metropolitano (Atlético), Butarque (Leganés), Cornellá (Espanyol) y San Mamés (Athletic).

En el vagón de los agraciados con un calendario 'amable' podríamos ubicar al Rayo si damos por sentado que todos firmarían jugarse la categoría con los afectados en la carrera por la permanencia. Y es que de los siete partidos entre rivales directos, los de Vallecas estarán implicados en cuatro. Visitan Villarreal este domingo, recibirán en abril al Huesca, y cerrarán la liga con el Real Valladolid en casa y frente al Celta en Vigo. También en su caso dependen de sí mismos.

Si el Rayo es el que más duelos directos afrontará, con cuatro, el Valladolid se sitúa en el extremo contrario con uno solo. Los gallegos jugarán tres, y Villarreal y Huesca dos cada uno.

Con tantos partidos entre rivales directos, en el tramo final de temporada también se decidirán buena parte de los coeficientes pendientes, y en este sentido al Valladolid solo le queda por dilucidar quién quedaría por delante en un hipotético empate a puntos en la jornada 38 con el Rayo Vallecano. Su bagaje particular con Celta y Villarreal los tiene ganados, mientras que con el Huesca lo perdió en la goleada encajada en el Alcoraz.

Y en un calendario tan apretado como se presume, viendo también lo que cuesta lograr una victoria en el último mes de campeonato, las dos últimas jornadas también tendrán su incidencia. En este caso, el Valladolid cerrará en Vallecas y ante el Valencia en Zorrilla; el Celta en San Mamés y frente al Rayo; el Villarreal recibiendo al Eibar y en Getafe;y el Huesca en campo del Betis y en el Alcoraz ante el Leganés.