Fútbol | Primera División

Los centros y los saques de esquina, armas del Eibar para batir al Real Valladolid

Charles intenta controlar un balón aéreo. /Brais Seara
Charles intenta controlar un balón aéreo. / Brais Seara

Los armeros lideran la estadística de balones colgados aunque sufren por falta de puntería

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

'Ineficacia costosa' o 'Un dominador inofensivo' fueron a comienzos de octubre del 2008 dos de los titulares con los que El Norte de Castilla pretendía expresar en pocas palabras lo que le ocurría al Real Valladolid entrenado por aquel entonces por José Luis Mendilibar, en la que era su tercera temporada en el club. Ambos encabezamientos llegaban después de que el Pucela hubiera caído frente al Valencia de Unai Emery por 0-1 en el encuentro correspondiente a la sexta jornada de la Primera División en el que los pucelanos dispararon en 16 ocasiones (6 entre los tres palos) y botaron 10 córneres, por 2 tiros de los chés y tan solo un córner a su favor. El mal se convirtió en crónico y la pírrica salvación, con 43 puntos y uno de ventaja sobre el descenso, se logró gracias a unos paupérrimos 46 goles a favor por 58 en contra.

La situación fue semejante a la que sufre ahora el Eibar, también bajo la batuta del técnico de Zaldivar. El conjunto armero es el que más veces ha centrado al área de toda la competición, con 279 servicios desde banda, y el segundo que más córneres ha botado, con 70, una cifra esta última que solo supera el potentísimo Atlético de Madrid del Cholo Simeone.

Pese a esta extraordinaria producción ofensiva desde los costados, los vascos no encabezan el ranking de aciertos en remates de cabeza, sino que es el Alavés es, con 6 goles, el equipo que más aprovecha los balones aéreos, pese a que la fábrica de Abelardo es capaz de generar muchas menos situaciones de este tipo que la de Mendi.

La Aemet pronostica para el sábado, día en el que el Real Valladolid recibe la visita del Eibar (13:00 horas), que la lluvia hará acto de presencia en la ciudad castellana; con un 75% de probabilidades, pero de lo que no alerta, algo que sí hacen las estadísticas de LaLiga, es de que las precipitaciones no solo serán en forma de gota de agua, sino que sobre el área que defienda el Real Valladolid también caerá del cielo en repetidas ocasiones el esférico.

Los números, como casi siempre, tienen detrás un responsable último y también una mano (en este caso un pie) ejecutora. José Luis Mendilibar propone un estilo de juego con un mediocentro de mucha movilidad y capacidad de destrucción como Pape Diop y otro más llegador como Joan Jordán. Juntos llevan peligro al área contraria (el exblanquivioleta ha marcado ya 2 goles y ha dado 3 asistencias) y además surten de balones a los extremos del equipo, Fabián Orellana y Rubén Peña. Este último, que también formó parte del Real Valladolid, esta vez en la temporada 2008-2009, es actualmente el futbolista que más veces ha centrado de toda la liga española con 88 balones colocados en el área.

Los jugadores del Eibar, con Sergi Enrich en el centro, celebran la victoria frente al Leganés.
Los jugadores del Eibar, con Sergi Enrich en el centro, celebran la victoria frente al Leganés. / Félix Morquecho

No es menos cierto que si los vascos son capaces de llevar muchas veces la pelota hasta la zona más peligrosa para el contrario, su puntería es de las peores de la máxima categoría de nuestro fútbol. A la hora de convertir toda su producción ofensiva en tantos, que es lo que realmente vale en el fútbol, las cosas se les complican. Son los terceros que más disparan, solo por detrás del FC Barcelona y el Real Madrid, pero hasta 13 conjuntos consiguen encontrar más veces que ellos la portería –el Pucela no es uno de ellos, ya que los de Mendilibar han realizado 39 disparos a portería por tan solo 36 de los blanquivioletas, los peores en este aspecto de toda la competición–.

Charles, pichichi de banquillo

Mendilibar sabe de este déficit a la hora de empujar la pelota a las mallas defendidas por el rival y ha probado con todo tipo de combinaciones en su frente de ataque.

Al que más partidos le ha dado ha sido al mallorquín Sergi Enrich, que ha participados en los 11 que se han jugado de liga hasta ahora, aunque en tres de ellos lo hizo desde el banquillo. En sus 744 minutos sobre el campo (el que más ha participado de todos los delanteros) ha conseguido anotar tan solo 2 goles en 20 disparos, aunque también es cierto que solo ha encontrado portería en 5 ocasiones.

La situación contraria la está viviendo Charles Dias de Oliveira, utilizado casi siempre como revulsivo por su técnico. El punta brasileño es el que más goles ha conseguido del equipo (3), pese a que tan solo ha sido titular en tres encuentros. En los otros siete de los que participó comenzó el encuentro en el banco, lo que le ha permitido contemplar un total de 400 minutos de juego. Como suplente aportó el gol de la victoria frente a la Real Sociedad en la jornada 3, y saliendo de inicio hizo otros dos; uno contra el Girona, en un encuentro que ganaron los suyos por 2-3, y el otro ante el Athletic en un derbi vasco que finalizó con 1-1, por lo que sus tres tantos han servido al equipo para sumar 7 puntos, una rentabilidad más que alta.

También ha probado José Luis Mendilibar alineando de inicio a Kike García en seis ocasiones o a Cardona en dos, lo que demuestra que aún no tiene definido quién es su delantero titular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos