Real Valladolid

«La clave del éxito en Primera será la del ascenso: nuestra fortaleza como grupo», afirma Moyano

Moyano marca a Pedrosa durante un entrenamiento. /G- VILLAMIL
Moyano marca a Pedrosa durante un entrenamiento. / G- VILLAMIL

«Si seguimos a este ritmo de abonados, van a tener que poner tres gradas más» aufgura el capitán

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

«Estamos sorprendidos del ritmo que lleva la campaña de abonados. Al final, van a tener que poner tres gradas más. La gente terminó la pasada temporada como el equipo: enganchada y disfrutando del Real Valladolid . Yo estoy muy contento pero es un motivo más de responsabilidad». Zanjaba así el capitán Javi Moyano su primera intervención ante la prensa de esta temporada, tras el entrenamiento de ayer.

Antes había hecho referencia a la necesidad de mantener la inercia ganadora de los últimos compases de la pasada temporada. «Creemos que es básico mantener la unión. El año pasado nos dimos cuenta de que la fuerza del equipo radicaba en el grupo, en la unión y en la comunión con los aficionados y sabemos que para conseguirlo tenemos que mantener el mismo espíritu.

Madrid, Barça, Eibar, Leganés

La pregunta era comprometida pero Moyano salió indemne. A la cuestión sobre si el Pucela está preparado para competir con garantías en estadios como el Wanda, el Bernabéu en el Camp Nou, el jienense reconoció que a esos estadios todos los equipos van con ganas pero saben que va a ser muy difícil. «Pero también tenemos que competir contra el Eibar o el Leganés y no tengo ninguna duda de que hoy seríamos competitivos, daríamos la cara». Sobre el VAR dijo que con este sistema se pierde un poco la esencia. «El error es humano, como el fútbol».

Se refirió más tarde Moyano a la que debería ser la clave para la nueva temporada. «La misma que nos llevó al ascenso –contestó–. Nuestra gran fortaleza radica en el grupo, no solo en los del campo sino en los 22 o 23 de la plantilla, el cuerpo técnico y nuestra gente».

Moyano hizo también referencia a lo que, personalmente, le supone jugar en primera. «Más que un sueño es un objetivo. He tenido la suerte de mejorar año tras año, en categoría, contratos, equipos... Yo no he estado tocado con la varita y, de un día para otro, pasar de un filial a Primera. He pasado de Segunda B a Segunda y ahora a Primera. Para mí más que un sueño es una recompensa por la que tengo que seguir peleando.

 

Fotos

Vídeos