Hacer cuentas

El autor saca la calculadora en busca de una cifra de puntos que otorgue la permanencia esta temporada y acaba recurriendo al 'partido a partido' de Simeone

Coutinho trata de salvar la presencia de Anuar y Keko en el partido de ida. /Villamil
Coutinho trata de salvar la presencia de Anuar y Keko en el partido de ida. / Villamil
CARLOS PÉREZValladolid

Semana especial por ser de esas en las que aparecemos más en los medios sólo porque jugamos contra el F.C. Barcelona. Después de conseguir un punto contra los dos últimos equipos clasificados sin haber marcado un gol en principio pocos son los que confían en sacar algo del Nou Camp. Más si tenemos en cuenta que alguno pensaba que habríamos sacado dichos seis puntos. Así que esta semana hemos estado haciendo cuentas para ver con cuantos puntos nos salvaremos este año. Y haciendo porras para ver qué tres equipos van a descender.

Dos ejercicios que son buenos como divertimento, pero que «científicamente» tienen poco valor. En principio una proyección matemática nos dice que la salvación estará en treinta y ocho puntos. Treinta y nueve seguro, pero puedes salvarte con treinta y ocho. No es cierto que en las últimas jornadas se sumen más puntos que en las anteriores. Tampoco es mentira. Han pasado las dos cosas, pero normalmente la variación respecto a esa media es pequeña. Pero mientras no sea exacta no podemos elevar a teoría el que con treinta y nueve nos salvamos. Lo mejor es pensar que vamos a necesitar más que esos puntos para no caer en ese relax tan peligroso y en que algún año hemos caído con malas consecuencias.

El otro ejercicio es el de la porra de los descendidos. Tampoco es para sacar conclusiones y hacer una teoría sobre lo que pasa en las últimas jornadas. Hay un ejemplo que es el de la última vez que se descendió con cuarenta y dos puntos. Ese año descendió el Zaragoza que en esta jornada llevaba veintinueve puntos y casi juega en Europa un Depor que llevaba veinticuatro puntos ocupando plaza de descenso a estas alturas y que acabó con cincuenta y dos.

Con esto quiero decir que es absurdo a estas alturas hacer cuentas y números. Lo que hay que hacer es ganar partidos y preocuparnos de nosotros más que de que los otros no sumen (aunque es lógico y yo ya ando celebrando goles del Getafe). Con once partidos ganados solo se descendió una vez, pero por aquel entonces las ligas se ganaban con 80 puntos. Así que vamos a Barcelona a por la primera de esas cinco victorias que nos hacen falta. Partido a partido, sabiendo a lo que jugamos y volviendo a ser el equipo que nos ha llevado hasta aquí lo conseguiremos. Como no lo haremos es con mensajes de que baja el Pucela y otros dos. Que no estamos en las quinielas para el descenso en otras ciudades y aquí parece que alguno lo desea.